El baño, junto con la cocina, la estancia que más se renueva: el 46% de los hogares hizo obra en su cuarto de baño en 2018

El 15% de los valencianos planea hacer una reforma en su casa antes de que acabe el año, según reflejan los datos de AIMC recogidos por Geberit, especialista en porcelana sanitaria y soluciones integrales para el baño.

Estos datos han sido recogidos con motivo de Cevisama, la feria de referencia para los profesionales del sector de la cerámica, que se celebra del 28 de enero al 1 de febrero en Feria de Valencia.

En este sentido, la cocina y el baño son las estancias que más se reforman en una casa y lo cierto es que, según se desprende del “Observatorio del baño y su reforma” de Andimac, la patronal del comercio especializado en materiales, el 46% de los hogares realizó algún tipo de obra de mejora en su baño en el último año.

El Plan Estatal de Vivienda ayuda a este crecimiento

Ante este escenario, donde se espera además un crecimiento de la actividad en el segmento baños gracias a las ayudas del nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, Geberit acude a Cevisama por segundo año consecutivo con una propuesta integral para hacer del baño una estancia más espaciosa, más eficiente en consumo de agua y más higiénica.

Teniendo en cuenta que en el 78% de los casos en los que se acomete una reforma, el elemento que más se cambia es el lavabo, seguido de los inodoros y los muebles de baño, que concentran el 65% de los casos.

Por ello, la firma de origen suizo y experta en tecnología para el baño apuesta por un cambio de paradigma, ya que estas reformas se limitan a renovar con los mismos elementos, sin hacer evolucionar el concepto del baño.

Un nuevo concepto de baño en Cevisama

Por eso, Geberit busca aunar diseño y funcionalidad dando paso al concepto de baño inteligente, donde cada elemento contribuye a mejorar la calidad de vida.

Así, las soluciones empotradas eliminan la cisterna vista para ganar espacio, al mismo tiempo que la tecnología de descarga de desarrollo propio asegura el consumo sostenible y un ahorro de como mínimo 1,5 litros en cada uso.

Por otro lado, los inodoros suspendidos no sólo permiten mejorar la estética del baño, proporcionando una imagen más despejada de la estancia, sino que facilitan la limpieza del suelo y la pared.

Además, presentan acabados lisos sin rebordes en el interior, que ayudan a que el baño gane en higiene y resulte más fácil de limpiar.

La propuesta integral se completa con porcelana sanitaria y muebles de baño que destacan por sus materiales de alta calidad, resistencia a la humedad y sus detalles inteligentes, como los sistemas de apertura push-to-open.