San Segundo insta a la Generalitat y al Ayuntamiento que no demoren más el reconocimiento de les Corregudes de Joyes de Pinedo como BIC

Les Corregudes de Joyes, en esta ocasión afectadas por los efectos COVID, “un año más seguirán sin estar distinguidas ni reconocidas, como merece tanto esta tradición, como las generaciones de vecinos de Pinedo que la han mantenido secularmente”.

María José Ferrer San Segundo, ha anunciado hoy que haber presentado Moción, en la Comisión Informativa de Bienestar Social, Educación, Cultura y Deportes, que se celebra el próximo jueves 23 de julio, para que desde el Ayuntamiento “se inste al Consell de la Generalitat a fin de que, dando el impulso definitivo a la tramitación, dicte el Decreto por el que, sin más dilaciones, se reconozca y declare a les ‘Corregudes de Joyes’ de Piendo como Bien Inmaterial de Interés Cultural, como ya solicitó la corporación municipal hace seis años”.

Asimismo, Ferrer San Segundo ha destacado que “el Grupo Popular también ha instando en esta Moción, porque tampoco lo ha ha hecho hasta ahora el gobierno ni ningún otro grupo municipal, que se inicien los trámites para la declaración como Fiesta de Interés Turístico de la Comunidad Valenciana, Autonómica, Provincial y/o Local, a la ‘Festa Grossa’ de Pinedo en cuyo marco son referencia de tradición singular y secular las Corregudes de Joies”.

La portavoz adjunta popular ha recordado que “en julio de 2014, por impulso del Grupo Popular en el gobierno municipal, se aprobó solicitar al Consell iniciar los trámites oportunos para la declaración de Bien inmaterial de Interés Cultural (BIC) a las ‘Corregudes de Joyes’ de la Pedanía de Pinedo (hoy Poble de la ciudad de Valencia)”.

Esta tradición, ha argumentado, “reúne los requisitos fijados en el artículo 26 de la Ley 4/1998, de 11 de junio, de Patrimonio Cultural de la Generalitat Valenciana, en cuyo apartado D) se incluyen entre los “Bienes Inmateriales” que pueden ser declarados de interés cultural “las actividades, creaciones, conocimientos, prácticas, usos y técnicas representativas de la cultura tradicional valenciana, así como aquellas tradiciones culturales que sean expresión de las tradiciones del pueblo valenciano en sus manifestaciones musicales, artísticas o de ocio…”

Por su parte, esta festividad cumple también con los presupuestos requeridos en el Decreto 119/2006, de 28 de julio, del Consell, regulador de las declaraciones de fiestas…. de interés turístico de la Comunidad Valenciana, atribuido a aquellos certámenes o “acontecimientos que se celebren en el territorio de ésta y que, ofreciendo una especial relevancia desde el punto de vista turístico, supongan una valoración de la cultura y de las tradiciones populares.”

Y, en particular:

Tradición y arraigo popular (en el marco de la Festa Grossa de Pinedo).

Originalidad de la celebración, que la singularice (carreras de caballos sin silla de montar, jinetes ataviados con vestimentas también tradicionales de la huerta, amenizadas con música de tabalet i dolçaina, siendo elemento distintivo la ‘joia’, pañuelo de seda sobre corona de laurel).

Valor cultural, lúdico-festivo o medioambiental, apreciándose el último supuesto “cuando su celebración tenga lugar en entornos naturales de singular belleza o peculiaridad” (en este caso, sobre la arena de la Playa de la Creu de la Conca y junto al Mar Mediterráneo).

Antigüedad (difundidas al menos desde 1823, aunque con referencias ya en el siglo anterior): dentro de 3 años habrán pasado 200 años, dos siglos, desde entonces.

Capacidad para la atracción de visitantes o repercusión pública de la celebración (gran visibilidad y éxito de participación, siendo desde hace mucho un referente de tradición en la ciudad de Valencia y sus pedanías).

Celebración periódica y en forma fácilmente determinable (anualmente y en agosto).

Es un reconocimiento además, ha resaltado Ferrer San Segundo, que “vienen pidiendo los vecinos de Pinedo y la Asociación de Corregudes de Joyes y San Antonio Abad.”

Además, ha proseguido, “el actual Grupo Popular Municipal, desde los inicios del presente mandato, reclamó públicamente (13 de agosto de 2019), una vez más, a la Generalitat, la declaración de BIC largamente demorada, ya que ‘Les Corregudes’ son arte, tradición, cultura, deporte, belleza, medio ambiente y señas que conforman la identidad de la ciudad de Valencia y sus pedanías, que “el Ayuntamiento y la Generalitat deben respetar, cuidar, proteger, preservar y fomentar, mostrando explícitamente, y demostrando con eficacia su compromiso con la cultura y las tradiciones de Valencia”.

La viceportavoz popular ha lamentado que a menos de un mes del tiempo habitual celebración de las Corregudes de Joyes, en esta ocasión afectadas por los efectos COVID, “un año más, seguirá sin estar distinguida ni reconocida como merece tanto esta tradición, como las generaciones de vecinos de Pinedo que la han mantenido secularmente”.

Es por eso que Ferrer San Segundo, ante la inminencia de las fechas tradicionales de la celebración, ha señalado que “resulta de justicia presentar esta Moción, esperando sea aprobada por unanimidad para que quede constancia ante la Generalitat, y el pueblo de Pinedo, del compromiso inequívoco de todos los grupos que conforman esta corporación municipal con las tradiciones de nuestra ciudad, sin dar la espalda ni ningunear a sus pedanías, y en particular con el valor cultural y el interés turístico de Les Corregudes de Joyes”,