La Diputació exige claridad a la Conselleria para poder ejecutar la carretera de Pedralba

El presidente Gaspar remite un escrito a la consellera de Agricultura y Transición Ecológica, Mireia Mollà, para que aclare en términos jurídicos si el nuevo PORN del Turia impide ejecutar el proyecto

El máximo responsable provincial considera un “auténtico despropósito” la situación generada en torno a la Variante Sur de Pedralba y advierte de la posible judicialización del proceso

La Diputació de Valencia exige a la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica máxima claridad para poder continuar con el proceso de ejecución de la Variante Sur de Pedralba, proyecto del área provincial de Carreteras para desviar los 3.000 vehículos diarios que atraviesan el municipio y dar respuesta a una reivindicación histórica de las vecinas y vecinos de Pedralba.

CV-377 a su paso por Pedralba
CV-377 a su paso por Pedralba

Esta petición se recoge en el texto remitido este mismo lunes por el presidente de la Diputació, Toni Gaspar, a la consellera Mireya Mollà, en el que el máximo responsable provincial reclama a la titular de Agricultura que deje claro a la Diputación “si el nuevo Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Túria (PORN del Túria) es aplicable y en qué medida a las obras de la Variante Sur de Pedralba, que cuentan con una Declaración de Impacto Ambiental favorable prorrogada por la Conselleria hasta octubre de 2022”.

En palabras de Gaspar, “los distintos escritos dirigidos a la Conselleria pretenden, por una parte, aclarar definitivamente la viabilidad de un proyecto que esta institución siempre ha tenido voluntad de materializar para resolver un problema de seguridad en Pedralba; y, por otra, proteger a la Diputación de las posibles consecuencias que pudieran derivarse de la paralización de un proyecto en el que esta corporación viene años trabajando desde la responsabilidad, la legalidad y la prudencia”.

El presidente Gaspar, quien ha lamentado en reiteradas ocasiones la inacción de la Conselleria, recuerda que el departamento que dirige Mireya Mollà “no ha informado desfavorablemente sobre el proyecto de Variante Sur después de tres requerimientos” por parte de la Diputación solicitando el informe favorable para seguir adelante con el proceso e iniciar las obras. El último de estos escritos fue remitido el 22 de septiembre de este año, seis días antes de que el Consell hiciera público el nuevo PORN del Túria, aprobado en la sesión plenaria del pasado 6 de agosto.

Instancias judiciales

El máximo responsable provincial insiste en que la Conselleria debe responder con claridad a la Diputación “si la aprobación del PORN implica la pérdida de vigencia de la Declaración de Impacto Ambiental y, en consecuencia, la imposibilidad de ejecutar el proyecto aprobado”.

En caso contrario, Gaspar advierte que no concretar los efectos del PORN del Túria sobre la carretera de Pedralba podría llevar el tema a instancias judiciales, para resolver cómo debe actuar la institución en relación a un proyecto que lleva años queriendo ejecutar con el fin de solucionar un problema de seguridad en el municipio de Pedralba.

Hasta la fecha, la Conselleria de Agricultura no ha cuestionado la legalidad del proyecto de variante para Pedralba, aunque en paralelo ha remitido a la futura aprobación de un PORN que no aclara jurídicamente la viabilidad de la obra.

La Diputación, por su parte, ha demostrado en todo momento su voluntad de ejecutar la nueva carretera, si bien se ha mostrado prudente ante la ausencia del informe favorable reclamado insistentemente a la Conselleria, y llegó a consultar al Jurídic, que refrendó la legalidad de la obra e instó a esperar a la aprobación del nuevo PORN para aclarar unos términos que no deja claros el documento de Conselleria.

El proyecto de la nueva carretera de Pedralba, aprobado en el pleno provincial en noviembre de 2014, estuvo suspendido cautelarmente durante tres años en espera del nuevo PORN que vio la luz la pasada semana. Una vez levantada la suspensión, la Diputación retomó el proceso tras informar a la Conselleria y ahora, tras la aprobación definitiva del PORN que condiciona su continuidad, exige el pronunciamiento claro de la Conselleria con los fundamentos jurídicos oportunos.