Gaspar destaca la unidad de acción en la Diputació frente a la COVID-19 por encima de la liturgia política

  • El presidente agradece el consenso en la toma de decisiones para ayudar a los municipios valencianos a luchar contra la pandemia y avanza que así seguirá siendo anteponiendo la autonomía local
  • La corporación provincial despide el curso debatiendo la gestión de la crisis sanitaria. Además aprueba por consenso flexibilizar los plazos para las ayudas y defiende los derechos de los agricultores y la infancia

 El presidente de la Diputació de Valencia, Toni Gaspar, ha cerrado el pleno extraordinario para debatir la gestión provincial de la COVID-19 agradeciendo la mano tendida de los portavoces de los distintos grupos en la institución a la hora de ayudar a los municipios a afrontar y superar la crisis sanitaria.

Gaspar, que ha tenido palabras de recuerdo para los que se han quedado en el camino, ha sido tajante al asegurar que “pese a la liturgia política y los posicionamientos que marcan los partidos, hemos estado juntos a diferencia de otras instituciones”.
Pleno de la Diputación de Valencia. Foto Abulaila
Pleno de la Diputación de Valencia. Foto Abulaila

El máximo responsable provincial considera que la normalidad “no llegará hasta que no haya vacuna, lo que nos obliga a seguir tomando decisiones para seguir estando al lado de los municipios, siempre respetando la autonomía local”. En respuesta al portavoz popular, Juan Ramón Adsuara, quien reclama “interlocución y proactividad frente al perfil bajo empleado”, Toni Gaspar ha defendido “la unidad aunque seamos diferentes, como un valor en alza que debe imponerse a los titulares”. “Si un perfil alto es insultar para tener relevancia y estar de moda no me interesa en absoluto”.

El presidente Gaspar apuesta por “tener siempre un margen de maniobra para hacer frente a lo que pueda venir tras el verano”

al tiempo que la Diputació “sigue trabajando con el modelo que quieren los alcaldes y alcaldesas, que es el de dedicarnos plenamente a los municipios, respetando su autonomía, por encima de competencias que recaen en otras instituciones”.

La portavoz de Ciudadanos, Rocío Gil, pidió modificar el presupuesto para dar respuesta a las necesidades de los entes locales ante una posible segunda ola del virus

Tendió la mano al equipo de gobierno provincial para colaborar en esta línea de ayudas que abarca desde la provisión de material higiénico hasta la reactivación del comercio y el turismo, la ampliación del servicio de teleasistencia y la implantación del teletrabajo.

El portavoz de Compromís, Xavier Rius, ha defendido la “inversión extraordinaria de la Diputació en los municipios frente a una crisis que ha puesto de manifiesto nuestra vulnerabilidad y para la que no estaba preparada ninguna administración”.

 

A todos ellos, incluido el portavoz de Vox Joaquín Alés, expectante ante la reacción del ente provincial de cara a un agravamiento de la pandemia, ha respondido la portavoz socialista Pilar Sarrión, que ha defendido la gestión de una institución que “no se ha paralizado en ningún momento y nunca ha dejado solos a los alcaldes y alcaldesas, con los que estuvo en contacto permanente a través de videoconferencias”.

 El representante de la Vall ens Uneix, Joan Sanchis, quien ha destacado “el trabajo de alcaldes y concejales a pie de obra,

El representante de la Vall ens Uneix, Joan Sanchis, quien ha destacado “el trabajo de alcaldes y concejales a pie de obra, sin información y sin poder gastar sus superávits”; también ha reclamado “subvenciones y no préstamos para las personas y colectivos afectados”.

La responsable provincial de Bienestar ha puesto en valor un plan de contingencia que ha incluido el pago inmediato de ayudas a los ayuntamientos para ofrecerles liquidez ante la crisis; provisión de mascarillas y EPI’s; la coordinación de los brigadistas y bomberos de la Diputació con el Servicio de Coordinación de Emergencias autonómico; el incremento del servicio de teleasistencia y ayudas a comercio local y sectores tradicionales cuya actividad se ha visto afectada por la pandemia.

Nueva ordenanza de subvenciones

La Diputació de Valencia ha completado este martes la actividad plenaria del curso con una sesión ordinaria en el salón Alfons el Magnànim de la Beneficència, en la que se ha aprobado por unanimidad la ordenanza general de subvenciones para flexibilizar los plazos y que los ayuntamientos no pierdan ayudas.

En el contexto de una crisis sanitaria con consecuencias económicas, que ha centrado la primera parte del pleno de julio, el consenso ha vuelto a protagonizar el debate provincial con sendas declaraciones institucionales sobre el precio justo que garantice la rentabilidad del trabajo de los agricultores de la provincia, en respuesta a una moción del PP, y la protección de los derechos de la infancia y la adolescencia frente a la violencia, en el marco del proyecto de ley orgánica aprobado recientemente por el Gobierno central.

El diputado de Turismo, Jordi Mayor, ha explicado la concesión de ayudas turísticas a destinos consolidados que no habían entrado hasta ahora en los planes de dinamización de la Generalitat y la Diputació.  

El equipo de gobierno provincial ha llevado también a pleno una moción que propone adoptar medidas para el refuerzo de la sanidad pública ante la situación de emergencia internacional causada por la pandemia. Una referencia final a la crisis sanitaria que ha cerrado una sesión en la que se han aprobado medidas de discriminación positiva hacia la mujer en el reglamento de funcionamiento de las bolsas de empleo para proveer puestos provisionales, y en la que el diputado de Turismo, Jordi Mayor, ha explicado la concesión de ayudas turísticas a destinos consolidados que no habían entrado hasta ahora en los planes de dinamización de la Generalitat y la Diputació.