Valencia entre los 10 ayuntamientos más recaudatorios en multas y sanciones

Policía Local de Valencia MujerAgente de Policía Local de Valencia coordinando un operativo

Valencia entre los 10 ayuntamientos más recaudatorios en multas y sanciones. Los consistorios españoles multan hasta cinco veces más que la Dirección General de Tráfico, siendo Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca los más recaudatorios en este sentido, seguidos de otros municipios como Valencia, que se encuentra entre los diez ayuntamientos que más multas y sanciones colocan a los ciudadanos que utilizan su vehículo como transporte habitual.  Así concluye la compañía de seguros Línea Directa en un informe que analiza las multas de sus 1.800.000 clientes asegurados. En total, este 1,8 de conductores tienen 675.000 multas de todas las administraciones. En concreto, en las capitales de provincia se han impuesto 377.720 multas y sanciones, objeto de estudio de la popular compañía aseguradora.

Este análisis comporta una información privilegiada y pocas veces conocida, ya que mientras que la Dirección General de Tráfico publica sus datos de multas y recaudación, los ayuntamientos no suelen hacer públicos estos datos. Unas cifras que hay que mirar con lupa: los ayuntamientos multan más, pero más barato que la DGT. Mientras que Tráfico tiene una media de sanción de 210 euros, los consistorios tienen una media de sanción de 195 euros.

Los 10 ayuntamientos más recaudatorios en este sentido y, por tanto, con una mano más dura con el conductor es el siguiente: Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca, Granada, Bilbao, San Sebastián, Sevilla, Valencia, Málaga y Valladolid. El 76 % de las multas de circulación las imponen los ayuntamientos, el 14 % la DGT y el 10 % restante otras administraciones, como los cabildos o instituciones autonómicas como la Generalitat de Catalunya o el Gobierno Vasco.

Además, el estudio contiene una encuesta que revela que cuatro millones de conductores reconocen que han sido multados por su ayuntamiento hasta cinco veces en los cinco últimos años, pero esa presión no ha redundado en un mejor comportamiento: seis de cada diez conductores admite que pisa el acelerador más de lo debido de forma habitual.