Los sindicatos desconvocan diez días la huelga del tranvía en Valencia al abrirse una nueva vía de negociación

Los sindicatos desconvocan diez días la huelga del tranvía en València al abrirse una nueva vía de negociaciónLos sindicatos desconvocan diez días la huelga del tranvía en València al abrirse una nueva vía de negociación

La última reunión entre la dirección y el comité de huelga acerca posturas y posibilita un futuro acuerdo

El director gerente de FGV muestra su “satisfacción” y considera que el “diálogo es la mejor fórmula para resolver el conflicto laboral existente”

La Dirección de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) y el comité de huelga del colectivo de conducción de las líneas tranviarias de València iniciarán la próxima semana una nueva vía de negociación al objeto de conseguir superar el conflicto laboral planteado desde hace más de un año por los maquinistas del tranvía.

En la última reunión celebrada entre ambas partes, se produjo un acercamiento de posturas a falta de concretar y desarrollar las distintas propuestas planteadas, por lo que los sindicatos SIF, UGT, CCOO, SCF, CGT Y SF-IV han decidido desconvocar parcialmente los paros programados del 10 al 20 de abril.

Según se constata en la desconvocatoria depositada en el registro general de FGV, los sindicatos aseguran que “se puede abrir una vía de negociación que puede posibilitar un posible acuerdo”, por lo que han decidido por unanimidad la citada desconvocatoria parcial de los paros.

El director gerente de FGV, Juan Andrés Sánchez Jordán, ha mostrado su “satisfacción” por la desconvocatoria y ha asegurado que “desde la Dirección de FGV siempre hemos mantenido que el diálogo es la mejor fórmula para resolver el conflicto laboral existente”.

Sánchez Jordán ha recordado que, desde la dirección de FGV, “siempre hemos mostrado una firme voluntad de intentar solucionar el problema, como demuestra el hecho de que hemos planteado hasta cuatro posibles soluciones en las distintas fases de negociación”.

Asimismo, ha mostrado su esperanza de que “esta nueva vía que se abre ahora consiga finalizar un conflicto que se ha estancado en el tiempo, con el consiguiente perjuicio para los usuarios del tranvía, cuestión que lamentamos profundamente”.