La Asociación de Vecinos Ruzafa pide calidad de vida

RuzafaIglesia de San Valero en Ruzafa

La Asociación de Vecinos Ruzafa pide calidad de vida. Giovani Donini, presidente de la Asociación de Vecinos Ruzafa, ha manifestado hoy en los micrófonos de ‘I ara qué’ magazine matinal de News FM 98.7 la necesidad de descanso y calidad de vida que tiene el vecindario del emblemático barrio de Ruzafa.

Ruzafa es un barrio de moda en la ciudad de Valencia y la gran cantidad de locales de ocio que existen, hacen que los vecinos no puedan descansar  de forma adecuada.

Donini ha detallado todos los problemas que afectan a los vecinos del histórico barrio. El principal es el exceso de locales de ocio, que no permite el derecho al descanso.

Los botellones también están presentes. Según el presidente de la asociación, los “mini botellones” que congregan a numerosos  grupos de jóvenes generan problemas como el exceso de ruido hasta altas horas de la madrugada, cascos de botellas rotos por las calles y las necesidades corporales que son depositadas en la vía pública generando malos olores y una situación de insalubridad. Respecto a este asunto, Giovani no se ha mostrado partidario de un “botellodromo”, ni de subvencionar las bebidas alcohólicas. Para la asociación, estas medidas conducirían a los jóvenes al alcoholismo y consideran que la solución pasa por una reeducación de la juventud y propuestas alternativas culturales.

“La legislación dice que no se puede beber en la calle, pero a la hora de la verdad no se aplica”, ha sentenciado Donini.

El presidente ha explicado que hay una ordenanza municipal en relación con  las terrazas, esta tampoco se cumple, ya que los vecinos se encuentran en algunas zonas donde los locales tienen más de 200 sillas ocupando el espacio público, por eso “es fundamental que se cumpla la normativa actual. No nos gustaría una decisión que obligara a cerrar y pagaran justos por pecadores”, ha afirmado Donini.

La Asociación considera que el problema del abandono de personas mayores es muy grave, y frente a esta situación denuncian que no se hace nada desde la administración.

“El anterior gobierno de la ciudad no se preocupaba por el barrio, no favorecía la calidad de vida, hacía normativas que luego no se cumplían, ese era y es el principal problema. Al actual gobierno le pedimos que como mínimo, cumpla las ordenanzas vigentes”, ha expuesto el presidente.

Ruzafa tiene una estrecha relación con el mundo fallero. Desde la asociación han conseguido facilitar un aparcamiento para 3.000 vehículos que durante las fiestas evita la saturación del tránsito. Actualmente ya no hay “zonas muertas” donde antes no podían llegar los servicios de urgencias durante las fiestas josefinas. La calle Sueca sigue siendo un peligro durante las fallas, ya que en ella se instalan decenas de casetas que producen tapones con graves riesgos para la gente.

Giovani Donini ha afirmado que de la antigua Ruzafa ya no queda nada, sólo los trazados de la calle de alrededor de la iglesia. Por su parte, ha lamentado que el pequeño comercio haya desaparecido.

La Asociación ha mantenido una reunión con el actual gobierno municipal por la remodelación del parque Manuel Granero ya que éste se encuentra abandonado y en muy mal estado. Ya se ha licitado la obra de regeneración del parque y esperan que pronto empiecen las obras.

Pronto presentarán al Ayuntamiento de Valencia una relación de necesidades, que van desde establecer zona azul y naranja para solucionar los problemas de aparcamiento de los residentes, la creación de zonas verdes, deportivas y una intervención integral sobre las personas de tercera edad que se encuentran abandonadas, entre otras propuestas.