Ferrer San Segundo lamenta que el gobierno de Ribó vuelva a abandonar a los vecinos de Penyaroja y les niegue refuerzo policial

  • Compromís y PSPV rechazan una moción del PP en la que solicitaba una patrulla nocturna y la intervención de la unidad X4 para erradicar la problemática de las personas sin hogar

  • Las propuestas del PP eran solicitadas por los vecinos que se quejan de botellones, okupaciones y robos de vehículos

Los concejales del Grupo Municipal Popular, María José Ferrer San Segundo y Santiago Ballester han lamentado la falta de empatía y gestión del gobierno municipal con los vecinos de Penyaroja.

“Hoy hemos presentado una moción con propuestas de los vecinos de Penyaroja, pero Compromís y PSPV han vuelto a dar la espalda a las reivindicaciones de este barrio”, ha señalado María José Ferrer San Segundo.

La moción pedía a la Delegación de Protección Ciudadana destinar una patrulla nocturna de la Policía Local al barrio y solicitada la actuación de la unidad X4 en coordinación con los servicios sociales municipales para ayudar a solventar la problemática de las personas sin hogar que pueden encontrarse por la zona, hasta bajo los puentes, como el del Ángel Custodio”.

  • “La izquierda ha dicho “no”, una vez más,  a las peticiones de este barrio».

No sólo se han quedado sin un jardín y sin un colegio público en el único suelo dotacional disponible de la zona, sino que además hoy han visto como el refuerzo policial que piden ha sido rechazado por el gobierno de Ribó”, ha señalado.

Ferrer San Segundo ha explicado que desde la Asociación de Vecinos de Penya-roja  han trasladado su preocupación por el aumento de la inseguridad ciudadana. “Denuncian okupaciones, botellones, robos de vehículos e incluso carreras de coches ilegales. Como mínimo Compromís y PSPV les debían de escuchar y ni eso hacen”.

La viceportavoz popular ha desvelado que, “además, el concejal socialista de protección ciudadana ha afirmado en la Comisión donde se ha debatido hoy la Moción del PP, que la situación de seguridad en el barrio no es para nada preocupante y que las solicitudes de ayuda de los vecinos se deben a su umbral de percepción. O sea, que tienen la piel muy fina y se quejan sin razón”.

“Es lo que faltaba oír -ha proseguido Ferrer San Segundo-. Ante esa actitud y cerrazón, instamos al gobierno de Compromís y PSPV que escuchen de verdad a la gente y, sobre todo, gestionen y resuelvan con eficacia los problemas existentes, además crecientes, como lo es el de la seguridad ciudadana“, ha concluido.