DESCONTROL MUNICIPAL Y MALA GESTIÓN, FALLAS 2018

DESCONTROL MUNICIPAL Y MALA GESTIÓN, FALLAS 2018DESCONTROL MUNICIPAL Y MALA GESTIÓN, FALLAS 2018

Se han acabado las Fiestas de las Fallas 2018 en nuestra Ciudad de Valencia y desde AVANT- Los Verdes queremos hacer balance de las mismas. Un balance a nivel festivo y político muy negativo, que desgranamos a continuación:

  • A nivel organizativo de la propia JCF, no entendemos como a pesar de casi obligar a que los niños pequeños vayan en carrito para no “entorpecer” el paso, del adelanto de la ofrenda a las 15:30h efectuado hace años, y del exceso d organización, actos como la ofrenda se han eternizado. Este año ha habido comisiones esperando dos horas en la concentración bajo un intenso frío mientras habían parones de media hora en alguno de los recorridos, y otra vez hemos visto a la FMValencia pasar a altas horas de la madrugada. Un acto complejo, pero siempre igual, que careciendo de incidentes reseñables no tiene el porqué alargarse hasta la eternidad a no ser que la organización del mismo haya sido bastante mala.
  • A nivel de seguridad, queremos calificar de cortina de humo las decisiones adoptadas de “cierre de calles” ante la mascletá. Sin medir las consecuencias ni advertir a os comercios afectados, una cortina de humo poco efectiva en aras de una seguridad que luego fue inexistente.

Lateros, manteros, venta ilegal de comida e incluso de material pirotécnico han campado a sus anchas por todo el centro, incluso en la misma puerta del consistorio, sin que la Policia Local haya podido actuar por su escasez de efectivos y la posible incompetencia de la Concejala Menguzzatto. Ante la desesperación de los comerciantes que pagan sus impuestos, han visto calles comerciales como Juan de Austria, o a las puertas del propio Corte Ingles o calles como Miguelete como hora tras hora se montaban mantas de vendedores ilegales que competían ilegalmente con ellos, permitiendo nuestras autoridades un comercio ilegal, una trama organizada delictiva.

  • Igualmente se han quejado muchos comercios que en sus puertas y escaparates se han colocado churrerías y otros tenderetes “sin control”, y ahora el ayuntamiento amenaza a las comisiones por si se han excedido, pues bien queremos reclamar que nos da vergüenza ajena el total desconocimiento del consistorio por sí mismo, por cuanto no se puede instalar ningún “tenderete” sin la licencia de ocupación pertinente” ya sea a través de una comisión fallera ( con lo que el expediente está en posesión municipal desde Navidad) o como empresa que solicita al ayuntamiento y abona la tasa correspondiente ( que no es barata), con lo que el propio consistorio sabe con mucha antelación la ubicación exacta de todas ellas, a nos er que una actitud negligente les haga conceder permisos sin leerlos anteriormente, cosa que no nos podemos ni imaginar.
  • A nivel festivo, no entendemos el oportunismo del concejal días después de acabar las fallas, para plantear que al año que viene extraer del calendario festivo San Vicente Mártir, patrón de Valencia, del 22 de Enero trasladando su festividad a un domingo y sustituyendo la fiesta por el 18 de marzo. Calificamos este intento de Fuset de “kamikace” y de burdo intento de enfrentar dos fiestas de la ciudad entre sí, y le recordamos que es concejal de TODAS las fiestas de la Ciudad, y no sólo de una de ellas, con lo que de nuevo muestra su total desconocimiento por el mundo cultural festivo de la Ciudad.
  • A nivel de limpieza, claramente hemos empeorado respecto de otros años, ya que muchos barrios han carecido de los servicios de limpieza necesarios para estas fechas, a pesar del esfuerzo cada vez mayor de las comisiones falleras, pero por desgracia es una tónica general de la Ciudad, la falta de limpieza, y en Fallas, parece, que no iba a ser menos. A destacar que hemos observado muchos menos urinarios portátiles que otros ejercicios y no entendemos el por qué.

Esperamos del Alcalde y de su equipo de gobierno, hagan una reflexión y `profunda autocrítica para solventar la larga lista de errores cometidos y de desaciertos para así poder solventarlos, que tiempo hay, y que cuenten con comercios, vecinos, falleros y sectores implicados a la hora de elaborar reglamentos y normativas y tomen nuevas decisiones, porque las Fallas son patrimonio de TODOS.