Con la que está cayendo: 6.343 licencias atascadas en el Ayuntamiento de Valencia

Ribó y PSOE cierran el año con el mayor atasco de licencias urbanísticas: 6.343 sin resolver

El atasco en licencias urbanísticas en el Ayuntamiento de Valencia sigue creciendo, en tres meses se ha disparado en un 10,33% pasando de las 5.749 del mes de septiembre a las 6.343 pendientes en diciembre

Catalá afirma que ha sido un fracaso el plan del Gobierno de Ribó y PSOE para externalizar el servicio a través de empresas colaboradoras Urbanísticas , sólo han certificado dos licencias en siete meses

La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, ha denunciado hoy que el Gobierno de Ribó y PSOE sigue atascado en materia de licencias urbanísticas con 6.343 licencias en el mes de diciembre, la cifra más alta del año 2020. En sólo tres meses el atasco ha seguido creciendo pasando de las 5.749 pendientes en septiembre a las 6.343 pendientes en diciembre.

Las licencias urbanísticas sin resolver en septiembre eran 5.749, en octubre, siguió aumentando en 5.756, en noviembre 6.050 y en diciembre 6.343. Ésta es la evolución según los datos facilitados por Urbanismo a preguntas por el PP. “Sigue al alza el atasco en la ciudad y sin buscar alternativas el equipo de Gobierno Ribó y PSOE”.

Y Sandra Gomez sin hacer los deberes

Catalá ha criticado que la concejala de Urbanismo Gómez (PSOE) sigue “sin hacer los deberes y sin reforzar un servicio fundamental para atraer inversiones a la ciudad y crear empleo en una ciudad donde el paro se ha disparado y con un desempleo juvenil que ha crecido un 68% en un año”.

El perfecto funcionamiento de este servicio de licencias es clave para conseguir inversiones en la ciudad que generen empleo, pero el Gobierno de Ribó-PSOE sigue sin buscar soluciones como hemos pedido desde el inicio de la legislatura desde el PP como son buscar entidades colaboradoras para poder desatascar o incrementar las plantillas. Pedimos que se aprovechará la crisis generada por la pandemia para desatacar las licencias, pero vemos que no se ha hecho nada”.

El Gobierno de Ribó anunció en marzo como un éxito que se iba a conseguir desatascar el servicio gracias a la posibilidad de dar licencias a través de ECUS (Empresas Colaboradoras  Urbanísticas). Sin embargo, siete meses después este plan ha vuelto a ser un nuevo fracaso por la ineficaz gestión del Gobierno de Ribó y PSOE. “Pues en todo este tiempo sólo se han certificado dos licencias a través de empresas colaboradoras explicado Catalá.

“Es una cifra más que ridícula que demuestra la incapacidad de gestión de la concejala de Urbanismo. Más preocupada por la redes sociales que por dar un buen servicio a quienes generan empleo”, ha finalizado.