Casi el 80% de los conductores españoles preferirían ir al volante a dejarse llevar por un vehículo autónomo

JM Báez Luis Montoro y JI Lijarcio en la presentación estudio vehículo autónomo la opinión de los conductores españolesJM Báez Luis Montoro y JI Lijarcio en la presentación estudio vehículo autónomo la opinión de los conductores españoles
  • El 77,4% se inclinan por conducir ellos mismos por el placer de hacerlo (57,9%) y la seguridad que tienen en sí mismos por encima de la máquina (56,1%).
  • En términos generales, el vehículo autónomo genera desconfianza, inseguridad, miedo y estrés.
  • De los 1.205 conductores encuestado, el 30,2% considera el vehículo autónomo poco o nada útil, el 26,4% se sitúa en un término medio, y el 43,5% lo ve como bastante o muy útil.
  • En caso de accidente, el 18,9% de los encuestados responsabilizarían exclusivamente al conductor, el 33,9% únicamente al fabricante, y el 47,2% la repartiría entre ambos.

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) presentó hoy su estudio Vehículo autónomo: opinión de los conductores españoles”, en colaboración con los científicos de INTRAS – Instituto Universitario de Investigación en Tráfico y Seguridad Vial – de la Universitat de València. Se trata de una investigación pionera, ya que no existen datos de la percepción que tienen los conductores sobre este tipo de vehículos, en la que se reflejan importantes reservas sobre su viabilidad y utilización en la vía pública.

El sector automovilístico se encuentra inmerso en una importante revolución, que tiene en el vehículo autónomo a su máximo exponente. Ahora bien, este nuevo medio de transporte que reduce de manera importante la intervención del conductor, está planteando una serie de cuestiones a las que es necesario dar respuesta.

Por ello, CNAE e INTRAS han llevado a cabo este estudio, con el objetivo de conocer la percepción que los conductores tienen sobre el coche autónomo, los requisitos formativos requeridos para su manejo, su viabilidad o la responsabilidad existente en caso de accidente, entre otros.

En total, 1.205 conductores con edades comprendidas entre los 18 y los 65 años se han sometido a este estudio sociológico, de entre cuyos resultados destacan que:

  • El 87,1% de los conductores españoles no se plantea comprar un vehículo autónomo.
  • El 77,4% de los encuestados se inclinan por conducir ellos mismos. Entre las razones que aportan para fundamentar dicha afirmación destacan el placer que significa para ellos conducir (57,9%) y la seguridad que tienen en sí mismos por encima de la máquina (56,1%).
  • En términos generales, el vehículo autónomo genera desconfianza, inseguridad, miedo y estrés.
  • En referencia a su utilidad, el 30,2% considera el vehículo autónomo poco o nada útil, el 26,4% se sitúa en un término medio, y el 43,5% lo ve como bastante o muy útil.
  • Sobre su viabilidad, el 34,6% entienden que será poco o nada viable, el 20,6% mantienen una postura intermedia y el 44,8% creen que es bastante o muy viable.
  • En caso de accidente, el 18,9% de los encuestados responsabilizarían exclusivamente al conductor, el 33,9% únicamente al fabricante, y el 47,2% la repartiría entre ambos.
  • Con respecto al momento en el que será posible ver circulando coches autónomos por las carreteras españolas, el 36,0% de los conductores considera que será necesario esperar entre cuatro u ocho años, un 27,8% cree que entre los años 2026 y 2030, mientras que un 22,2% considera que lo hará a partir de 2031.
  • Por último, al ser preguntados por la convivencia en las carreteras del coche autónomo y el tradicional, el 43,4% asegura que el vehículo convencional será el mayoritario o el único, el 23,7% cree que ese será el vehículo autónomo y el 32,9% opina que su presencia será equitativa.

Según ha explicado Luis Montoro, Catedrático de Seguridad Vial de la Universidad de Valencia y Director del Grupo de Investigacion Facthum-lab- Instituto Universitario de Tráfico y Seguridad Vial (INTRAS) de la Universidad de Valencia-, “de este estudio es posible extraer la opinión del conductor medio español sobre la viabilidad y utilización en la vía pública del coche autónomo”. Durante la presentación ha hecho hincapié sobre que, “aún no queda mucho por hacer, antes de llegar al vehículo autónomo ya que hay que dar solución a muchos e importantes problemas tecnológicos, sociales y legales para su utilización con plena seguridad.”

Para Luis Montoro, los datos más relevantes de este estudio es la baja intención de compra, el 87,1% no se lo ha planteado; el 77,4% prefiere conducir él mismo y la gran diferencia en opiniones entre hombres y mujeres.

Durante la introducción al acto de presentación del estudio, José Miguel Báez, Presidente de CNAE (Confederación Nacional de Autoescuelas) ha destacado “la importancia de la elaboración de este tipo de estudios pioneros en el sector, máxime en un momento en el que la tecnología está transformando la forma en la que entendemos el sector de la automoción”. Por ello, ha asegurado que “debemos seguir investigando para dar una respuesta rápida y contundente al conjunto de interrogantes que la implementación de la tecnología está abriendo en el mundo del motor y sus consecuencias en el ámbito de la conducción”.

También se ha hecho referencia a la importancia de la adaptación de los formadores de las autoescuelas ante este nuevo paradigma: “Somos igual de necesarios, siempre debe haber un responsable que tenga que coger los mandos con conocimientos en seguridad vial, los profesores deberán formarse mucho mejor y saber más de tecnología”, asegura Báez. Por su parte, Luis Montoro coincide con el presidente de CNAE “el coche convencional y el autónomo convivirán en la carretera, además este último podrá conducirse de manera manual por lo que la formación en la autoescuela continuará siendo indispensable”

Por último, una de las cuestiones de asistentes es la adaptación de las vías públicas al coche autónomo. Una cuestión, como otras, aún sin resolver, aunque José Ignacio Lijarcio, Coordinador Grupo de Investigacion Facthum-lab. Instituto Universitario de Tráfico y Seguridad Vial (INTRAS) de la Universidad de Valencia, ha afirmado que “no hay fecha para la accesibilidad universal y democrática del vehículo autónomo a toda la sociedad por igual. Lógicamente, se empezarán por transportes públicos y de mercancías y en vías de grandes ciudades como Madrid o Barcelona”.

Sobre el estudio. Características de la encuesta:

  • Universo: conductores de vehículos de entre 18 y 65 años. Casi un 30% tenían una edad comprendida entre los 35 y 44 años.
  • Ámbito: España, a excepción de Ceuta y Melilla.
  • Tamaño de la muestra: 1.205. Margen de error: 2,88%.
  • Entrevistas on-line o a través de un panel.
  • Sexo: 55,4% hombres; 44,6% mujeres.

 Sobre CNAE

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) actualmente agrupa a 58 asociaciones provinciales que dan servicio a unas 8.000 autoescuelas, las cuales emplean a un colectivo de 32.000 trabajadores, aproximadamente.

 Sobre INTRAS

El Instituto Universitario de Tráfico y Seguridad Vial (INTRAS) es un centro de investigación de la Universitat de València, el cual lleva más de 20 años investigando y trabajando desde el punto de vista del factor humano, para dar respuesta y soluciones a los accidentes de tráfico.