Registrada la vivienda de Gandía de la joven detenida por su vinculación con el terrorismo

Detenida en GandíaFoto Twitter

La Guardia Civil ha registrado la vivienda de Gandía en la que residía la detenida por su supuesta vinculación con el terrorismo yihadista, así como del local donde trabajaba la joven, según ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado.

El material intervenido en estos registros va a servir a los investigadores para tratar de reconstruir el “proceso de radicalización” sufrido por la joven marroquí, producido a través de Internet y redes sociales, el cual le llevó a tomar la determinación de viajar hacia Siria para unirse a las filas del grupo terrorista DAESH. La investigación también va dirigida a conocer si han participado otras personas.

El Ministerio del Interior ha explicado que el consumo intensivo de vídeos y de material de propaganda editado por las productoras mediáticas de los diferentes grupos terroristas es, a menudo, la vía de entrada de numerosos jóvenes en un proceso de “radicalización ideológica”, del que en una primera etapa son únicamente consumidores pasivos para posteriormente pasar a ser redifusores de dichos productos en sus entornos cercanos y, finalmente realizar una labor proactiva de captación de otros posibles individuos a los que tratan de convencer para adherirse a los grupos terroristas.

Asimismo, ha indicado que la última reforma del Código Penal regula este tipo de conductas para incidir de una manera “mucho más efectiva” en las actividades de captación de los grupos terroristas internacionales de corte salafista yihadista, que hacen del uso de estas plataformas virtuales y de las nuevas tecnologías “su mejor arma para conseguir llegar a sectores de la población que se encuentran alejados de sus estructuras, tanto física como ideológicamente”.

En este sentido, la labor desarrollada por las unidades especializadas de la Guardia Civil para detectar tempranamente este tipo de actividades en Internet o en redes sociales persigue “evitar la incorporación de militantes a organizaciones terroristas, como ha sido el caso de la joven marroquí detenida hoy, y dificultar la expansión del ideario radical del que se nutren los autores de las acciones terroristas individuales”, ha explicado.

LA SORPRESA DE LOS VECINOS

Varios vecinos de la joven de 18 años se han mostrado sorprendidos por lo ocurrido y han destacado el carácter “respetuoso y educado” de R.E.A.

No obstante, uno de los vecinos ha explicado a los medios de comunicación que tras un viaje a Marruecos en diciembre, la chica volvió “más retraída y más tapada”. “Antes se le veía más la cara, pero ahora apenas se le veían los ojos”, ha indicado.

Una vecina de la finca donde vivía con sus hermanos, ha destacado que no tiene ninguna queja, ni de ella, ni de su familia “incluso ayer me subió la compra por las escaleras. Es una chica muy agradable y educada”, ha manifestado.

Asimismo, Guillermo, propietario de otro bar cercano a la carnicería del hermano de la chica, donde compraba la carne, afirma que la joven “era espectacular, una excelente persona, muy trabajadora, tanto ella como toda la familia”.

Por eso, tanto a Guillermo como a otro vecino y cliente del bar le ha sorprendido la detención de la joven marroquí. “Me dan ganas de llorar –ha dicho–, cuando pienso en haberla visto esta mañana salir esposada de su casa. No sé si tienen doble cara porque parecen buenas personas. Y además es un ejemplo de persona trabajadora”.

Los vecinos no sólo alaban a esta joven “solitaria” por su educación, también como ejemplo de esfuerzo. “Con 17 años –señalan–, trabajaba en la carnicería desde por la mañana hasta, a veces, la 1 de la madrugada”.

“Era una persona normal que incluso me traía algún dulce porque yo le regalaba empanadillas que hacía con la carne que compraba en su carnicería”, ha dicho una vecina. “Como persona era normal, lo único que le diferenciaba era que llevaba velo. Me quedo estupefacto con su detención”, ha añadido.