Tercer triunfo de la pretemporada ante Rio Breogán en Vigo (66-75)

Valencia Basket sumó su tercer triunfo de la pretemporada al imponerse al Rio Breogán por 66-75 en la quinta edición del Memorial Quino Salvo disputado en Vigo.

El equipo taronja dominó en la primera mitad desde la defensa y el acierto en el triple con un papel destacado de Dubljevic, Guillem Ferrando (máximos anotadores con 11 puntos cada uno) y Jaime Pradilla.

Cuando tras el descanso los gallegos encontraron a sus tiradores y aprovecharon los problemas ofensivos del equipo taronja para acercarse, aparecieron la mejora defensiva, Martin Hermansson, Sam Van Rossom y Jasiel Rivero para contener la situación y asegurar la victoria desde atrás.

Valencia Basket comenzó el partido con el quinteto formado por Martin Hermannsson, Guillem Ferrando, Víctor Claver, Jasiel Rivero y Bojan Dubljevic. Tras encajar una canasta inicial de Mahalbasic, la defensa taronja impulsó un parcial de 0-8 con cinco puntos de Hermannsson, un gancho de Dubljevic y un tiro libre de Rivero.

  • El equipo gallego comenzó a anotar sacando canastas con faltas asociadas en la pintura (aunque se dejó los tiros libres)

Dos triples de Ferrando y Dubljevic mantenían por encima al equipo taronja (6-14 min.4). Un triple de Puerto contestó al 2+1 de Mahalbasic pero cinco puntos seguidos de Sergi Quintela y un aro pasado del propio Mahalbasic acercaron a uno al cuadro lucense antes de dos canastas seguidas que Dubljevic se fabricó en la pintura.

Un triple de Pradilla y dos tiros libres de Van Rossom estiraron a ocho la renta taronja, pero una acción individual de Musa sobre la bocina de final de cuarto lo dejaba en 20-26 al final del primer acto.

Pradilla culminó una buena acción colectiva para abrir el segundo cuarto anotando a tabla y Claver se fabricó un 2+1 pese al contacto para poner por primera vez la decena de ventaja, una renta que estiró Ferrando con un triple para un parcial de salida de cuarto de 0-8 que llevó a Paco Olmos a parar el partido.

Aunque bajó un poco su eficacia, la defensa taronja siguió cerrando su aro durante los cinco primeros minutos del cuarto y un triple de Bressan puso el 20-37 antes de que Cruz y Larsen acabasen con la sequía gallega.

  • El Río Breogán aprovechó el atasco ofensivo y las pérdidas del equipo taronja para acercarse a trece antes del tercer triple de Ferrando y una canasta en transición de Rivero para el 25-42 al paso por el minuto 18.

Musa cogió el protagonismo ofensivo de su equipo con cinco puntos seguidos que llevaron a Peñarroya a parar el partido. Tras ese respiro, Pradilla convirtió primero desde la media distancia y luego no se dejó nada desde el tiro libre para defender la renta taronja aunque Erik Quintela desde la línea de personal mandaba el partido al descanso con 32-46.

La segunda mitad comenzó con un triple de Kalinoski y dos tiros libres de Musa para bajar de la decena la ventaja taronja, lo que unido al segundo triple de Kalinoski colocaba el 40-46 antes de un triple desde la esquina de Claver y una bandeja por elevación de Ferrando para cortar la salida de los gallegos.

  • Claver desde el tiro libre devolvió el parcial para llegar con 40-53 a la mitad del tercer cuarto y un nuevo triple de los celestes fue contestado por Dubljevic en el poste bajo.

Lukovic, un triple de Kalinoski y Musa desde el tiro libre recortaban hasta el 51-55 en un momento en el que con los jóvenes en pista Bellver se sacó un triple de la manga para cortar el parcial aunque Lukovic le contestó con otro para dejarlo en 54-58 con diez minutos por jugar.

Pradilla conectó con Rivero en la pintura para el gancho del cubano pero un triple de Musa acercó aún más a los gallegos. Acciones individuales de Hermannsson y una canasta en la pintura de Rivero dieron un poco de aire a la ofensiva taronja pero Larsen ponía el 61-66 a seis minutos del final.

Van Rossom con cinco puntos seguidos y Rivero haciéndose hueco en la pintura eclipsaban el triple de Kalinoski y volvían a estirar un poco la ventaja taronja para entrar con 64-73 en los últimos tres minutos.

La defensa taronja mejoró en ese momento clave de partido y Dubljevic se hacía grande debajo de los dos aros para que los segundos cayesen favorables a los intereses del Valencia Basket.

Sergi Quintela no perdonó desde el tiro libre y aunque Claver no convirtió en ataque, aseguró el rebote y sacó personal para mantener intacta la ventaja taronja metidos ya en el último minuto para que el partido acabase con el resultado de 66-75.