Ferran Garrido y Valencia News desde ayer están colaborando.

Ferran es conocido periodista y comunicador, a la par que poeta. Entra cada fin de semana en nuestras casas a través de las pantallas de TV en los telediarios.

Serio en su apostura y risueño por naturaleza es valenciano de Cullera, enamorado de su tierra y de Valencia a la que defiende siempre que lo ésta lo necesita ya sea desde el Ateneo Mercantil, su falla, o como miembro del capítulo del Centenar de la Ploma de cuya pertenencia está muy orgulloso.

Para mí Ferran Garrido es un valenciano universal, es una persona conocida de todos los ambientes, nos lleva siempre a noticias generalmente amables que tienen que ver con el turismo, con la gastronomía, discurre por esas tradiciones o los éxitos deportivos.

He presenciado alguna vez que de él han dicho, “che este chic sab de tot”.

Tu Ferran naces en Cullera, en el Barrio del Mar, Sant Antoni… y qué eres, cullerense, ¿cullerot?

Nosotros seríamos formalmente cullerenses -quizás culleranos- pero entre nosotros sabemos qué, bueno que en  Cullera es una cosa que nos hace mucha gracia, sí que estamos muy enamorados,  somos muy del pueblo, los que somos de aquí somos muy de aquí,  se nos nota muchísimo. Creo que somos más “cullerots”.

Cullera tiene un ecosistema peculiar. Junto al mar con sus brisas, y con la protección por poniente de las montañas. Ese poniente que en verano es abrasador y en invierno frío. Pero nuestro clima idílico, no lo nota.

Tenemos las dunas protegidas por el parque natural de L’Albufera en la playa del Dosel, la peña del moro, la Isla de los Pensamientos que dejó de ser isla de la mano de las construcciones modernas. El Castell, el Xuquer, el Estany… tenemos de todo. Creo que tenemos 11 km de playa continua, una de las mas extensas de España. ¡Ah! Y muy cuidada.

¿Cómo es que se te ocurrió hacerte periodista?  ¿Tu estudiaste periodismo en la Universidad en Valencia o en otro lado?

No, en Valencia no. Lo hice en la Complutense en Madrid. La verdad es que fue todo un poco particular.

Bueno, a ver, quien conoce bien mi historia sabe que mi 1ª vocación fue la vocación militar. Vengo de familia militar por las dos partes, tanto de madre, como de padre.  Yo fui militar durante una temporada.

Pasé por mis academias como todo el mundo que quiere ingresar en las Fuerzas Armadas y compaginaba mi carrera militar con mis estudios de periodismo y, en eso, se cruzó por el medio una oposición a Radio Televisión Española que tuve la suerte y fortuna de aprobar.

Tuve que poner en una balanza ambos temas pues aquella primera inicial vocación castrense de juventud y una vocación profesional de madurez, que iba creciendo con el tiempo declinaron la balanza hacia el periodismo realizado desde la televisión.

Todo lo castrense, precisamente, y algunas otras órdenes y maestranzas, hablan del servicio y sacrificio ¿Realmente el periodista con su pluma en este caso con su ordenador, su pantalla es otro “agente de servicio social” y tiene que aplicar sacrificio a su tarea para lograrlo?

Muy cierto. El servicio del periodismo es un servicio social y la vocación de servicio es verdad, es absolutamente cierto.  Mira, eh, yo que soy un convencido defensor de los servicios públicos, bueno, llevo toda mi vida… he trabajado para servicios públicos tanto cuando estuve en el Ejército, como después en Radio Televisión Española.

Es importante en la vida,  es importante en cualquier trabajo, y así lo es en la mía, que la vocación de servicio es necesaria. No puedes dar lo que se te exige a veces si no lo tuvieras (vocación de servicio).

Tú lo conoces demasiado bien Esteban,  son muchísimas horas, a veces faenas y trabajos ingratos, duros, horas de espera,  mi suerte es que produzco muchas noticias del ámbito “sociedad”, mas que de sucesos y ello hace que las noticias sean agradables, mas amables… Sufro cuando me toca dar las de asaltos, violencia de género, enfrentamientos sociales.

Afortunadamente doy más noticias agradables en torno al turismo, nuestra industria turística, el atractivo de nuestra tierra, nuestras tradiciones, nuestras fiestas, pero piensa que en ese cajón de sastre, también entran los crímenes, la violencia de género, entre un montón de cosas que tampoco son tan agradables.  Hay que tener mucha vocación de servicio para ejercer esta profesión en cualquiera de sus facetas ya sea en la radio en la tele en un periódico o incluso en un gabinete de prensa porque a veces no es una labor tan grata pero es verdad que es muy vocacional y sí, sí, queda esa vocación de servicio efectivamente se refleja en este oficio es indiscutible.

Ferrán Garrido con los libros
Ferrán Garrido con los libros

Dentro de lo que es Ferran escritor, ¿pones por igual el hecho de escribir artículos, ensayos, relatos, etc., o se te reconoce más por ser poeta?

Yo soy de esos románticos que cree, como decía Larra, que «el periodismo es un género literario», no sólo lo dice la RAE.

El periodismo es lo que tiene, mata entre comillas muchas vocaciones literarias porque escribimos todos los días nuestra crónica diaria y quizás hace que no tengamos el tiempo suficiente para sentarnos delante de nuestro ordenador, o bueno con la pluma. o como cada uno quiera escribir, porque cada escritor tiene sus manías y nos dediquemos a escribir la novela de nuestra vida o el poemario.

Desde hace muchísimo tiempo escribo poesía y publico poesía, esto es muy conocido he hecho algunas incursiones en otro tipo de literatura pero está todavía sin publicar.

Con uno de mis relatos tuve la gran fortuna de obtener el 2º premio internacional de literatura rey Felipe VI. Esto fue hace hace unos meses; el relato se llama «el concurso» en él se cuenta una historia infantil, no es un cuento para niños, no es un relato corto para niños pero sí cuenta un momento determinado de la historia de España vista desde la óptica de un niño que se hace adulto. Solo puedo decir que este relato es el germen de una novela que va avanzando poco a poco.

La realidad es que no soy un novelista disciplinado,  así como soy un poeta tremendamente disciplinado y un periodista muy metódico, soy un escritor un poco caótico.

Oye tú que eres contador de historias, comunicador de hechos, ¿Cómo ves la situación de Valencia?

¿Ciudad de Valencia? ¿Comunidad autónoma?

– Lo que quieras, enfócalo como desees.

Que vivimos tiempos inciertos, vivimos tiempos complicados, tiempos de cambio en la situación política que en sí misma ha generado un cambio político. Este se ha reflejado en un cambio social y la sociedad le devuelve a la política esa situación a veces incomprensible, a veces repudiable, a veces tremendamente criticable, incluso en algunas ocasiones punible, porque ¿Imagínate por donde hemos pasado en esta comunidad y todo lo que ha ido sucediendo?

La sociedad fragmenta sus preferencias políticas -es un hecho de un tiempo a esta parte- y los políticos no tienen más remedio que enfrentarse a una nueva realidad de minorías, necesidad que hace necesario el pacto.

Yo creo que la cultura del pacto es buena; creo que el diálogo es bueno; creo que la apertura de las ideas es buena.  Lo que no tengo tan claro es que la actual situación sea la óptima porque muchos pactos se hacen forzados por la necesidad de ir en contra de, y esto a mí no me gusta, yo nunca he sido una anti nada.

Intento pensar, conformar mi forma de pensar, mi pensamiento se refleja siempre en actuar a favor de o en favor de,  poniendo o anteponiendo siempre por delante los intereses de las personas, de la gente.

Vivimos una situación política caótica porque nadie tiene la mayoría suficiente como para poder gobernar y llevar adelante sus programas electorales con coherencia y seguramente con el deseo de cumplir. La situación política hace que sea prácticamente imposible cumplirlos. Creo que toda esta situación de fragmentación política tiene solución; una solución natural en la democracia que tiene factores de corrección.

Es cuestión de tiempo que al final acaben configurándose bloques que puedan ser mayoritarios y que puedan permitir que los partidos que ahora gobiernan tripartito, cuatripartitos, multipartitos, terminen.

La situación en Valencia es complicada. Hay muchas cosas con las que no estoy de acuerdo en el Ayuntamiento, en la política municipal es verdad que no se han hecho algunas bien como en todas partes y sin embargo puedo compartir muchas de las decisiones que se han tomado desde la Generalitat porque posiblemente era necesario tomarlas independientemente de que uno puede estar de acuerdo o no con la tendencia política del partido que gobierna, es lo que hay. Sí yo soy muy realista, soy un tío muy pegado al suelo y muy pragmático.

A veces la solución no es la mejor pero hay que funcionar con lo que hay, que no tenemos un horizonte de cambio a corto plazo. Ha habido unas elecciones hace poco.

Lo que yo no creo es que el «pacto del botanic» vaya a durar mucho tiempo si Compromís continúa teniendo la actitud que está manteniendo durante esta campaña electoral con el Partido Socialista, que demuestra mucha paciencia, pero acabará rompiendo el pacto, creo que es cuestión de tiempo. En lo que tengo tolerancia cero es en lo que afecta a la cultura, tradiciones y señas de identidad valencianas. Lo debo defender desde mi juramento como miembro del Centenar de la Ploma.

Vamos ahora a conocerte desde cosas concretas, respuestas rápidas.

¿Qué noticia te ha sobrecogido?

Humanamente, como persona o como quieras, el caso Alcacer.

 ¿Qué noticia este hubiera gustado dar?

Posiblemente la concesión de algún premio Nobel de Literatura más para algún escritor español que se han quedado por el camino. Seguramente esa noticia que se produce todos los años de la concesión de los Nobel, creo que España sobre todo en literatura o vamos a decir la lengua española, tiene algunos escritores pendientes.  No digo un nombre determinado porque no me gustaría dejarme a nadie en el tintero, pero me hubiera gustado dar esa noticia de un premio Nobel de Literatura española

¿Qué día de la semana es el que más te gusta?

Yo trabajo los fines de semana, sabes que mi turno es de fin de semana, informativos de fin de semana y yo creo que el día -que no se me ría nadie- que más me gusta es el martes ya que para mí es como un sábado.

¿Qué mes del año?

A mí me gusta mucho el mes de diciembre. Soy muy del rollito navideño y de las festividades navideñas y de todas esas cosas que pueden parecer un poco ñoñas hoy en día, pero que a mí me apasiona. Pero  si tú me preguntas por un mes así a bocajarro y sin pensarlo yo creo que te habría respondido que marzo es nuestro mes. Soy fallero hasta la médula, llevo pólvora en la sangre y buen, marzo es un mes súper espectacular.  Es un mes increíble, donde la primavera nace, donde renace el buen tiempo, y donde disfrutamos de una fiesta única en el mundoy  que es patrimonio de la humanidad. Asi que si tuviera que elegir, en última instancia te diría que el mes de Marzo.

¿Qué color?  El azul

¿Qué flor?  La rosa

¿Qué hora?

(Se ríe) Jejeeje, las 8 de la mañana. Yo soy de madrugar.  Rey, yo soy de madrugar. Los expertos en esto de los ciclos del sueño dicen que hay alondras y búhos.  Yo soy alondra. A partir de las 11 de la noche no me encuentras ya vivo en casi ningún sitio.

Música

La música clásica, sin duda. Y si me haces elegir, la ópera.

¿Tienes alguna particularmente significativa?

Sí, sí. Creo que hay óperas espectaculares. Sé que los italianos defienden su ópera a capa y espada, pero yo creo que mi ópera favorita es «la flauta mágica» de Mozart, es una una ópera excepcional.

¿Te gusta el cine?

Si. Sin duda. Soy un apasionado al cine. Pero apasionado, apasionado, creo que no podría vivir sin cine.  Lo consumo en todos sus formatos: en televisión, a través de internet, en las plataformas, pero yo soy muy de ir a las salas de cine.  A mí me gusta sentarme en mi butaca a ser posible ir acompañado, no me gustan ir solo al cine. y me veo creo, casi todo lo que se proyecta en la ciudad.

¿Y el teatro?

Por supuesto. No solo aficionado. es esencial para mi como poeta y escritor. Lo que se vive a veces es diferente de los que vive el publico general. Me encanta asistir al principal, Olimpia, Talia, y cosas que se hacen en pequeñas salas. Valencia tiene mucho teatro últimamente y piezas muy buenas que se van presentando.

Te incorporas al News Group como columnista colaborador y vas a publicar en Valencia News.  Nuestros lectores van a tener la ocasión y nosotros el gran honor de recibir el fruto de tu pensamiento y tu talento en las lineas de cada colaboración.

¿Los lectores cada cuánto tiempo podrán leerte?

Volvemos a mi teoría del novelista caótico. Se supone que, en principio, debería ser una vez a la semana, pero como yo escribo por necesidad y escribo a borbotones, que nadie se sorprenda de que una semana pueda parecer más de una columna.

¿De qué o sobre qué escribirás? ¿Cuales serán tus temáticas?

Fundamentalmente análisis social, política, cultura, tradiciones, historia de nuestra tierra.

Soy muy de temas sociales. Soy un animal político y que nadie se sorprenda porque aunque todo el mundo sabe que soy muy jovial, muy alegre, simpático y muy bromista, tengo una dosis de mala leche importante, porque creo que empecé a cansarme hace mucho tiempo de lo políticamente correcto, que está muy bien mientras todos nos llevamos bien, pero cuando las cosas se tuercen hay que decir la verdad de la forma más clara, cruda incluso.

Bienvenido a nuestro grupo Ferran y gracias por tu integración, gracias por colaborar con nosotros, gracias por ilustrarnos con tu conocimiento y aportar tu talento.

Esperemos que esto sea una buena pareja perfectamente consensuada, perfectamente estudiada, perfectamente trabajada y que los resultados nos avalen esta unión, por Valencia y sus gentes.