La España vacía, despoblada, tiene solución

En estos días en los que se habla tanto de la España vacía, la despoblación, la muerte de muchos pequeños pueblos sale a la palestra el ejemplo de lo que hace 50 años, celebrados hace unos días, hicieron 6 habitantes de un pequeño pueblo del Ribagorza, Ubiergo.

Difícil ser emprendedor en la España de los 60 pero un hombre sencillo llamado Joaquín Vidal, analizando y tomando conciencia del problema que sobrevenía a su pequeño pueblo, unió a sus convecinos José Durán, Ramón Samitier, Antonio Salinas, Joaquin Lasierra y Joaquin Durán realizando una de las colectivizaciones de la tierra que salvó el patrimonio de todos y dio larga vida a todo el pueblo. Nació la Sociedad Agrícola de Transformación 1254: “Ubiergo”.

Su objeto fue la explotación en común de las tierras y el ganado aportado por los socios con la característica especial de aportar el usufructo y manteniendo cada cual su propiedad.

¿Dónde está Ubiergo?

Desde la carretera que conduce a Graus y a la izquierda de la misma, al poco de transitar junto al pantano de Barasona, un desvío bien señalizado nos encamina hacia Torreciudad pasando por Secastilla y Ubiergo.

Ubiergo, pequeña y acogedora aldea que nos invita a recorrer sus calles repletas de casas apiñadas, siendo éstas un claro ejemplo de la arquitectura popular de la zona, tanto en las viviendas como en las edificaciones secundarias, formando todo ello un peculiar núcleo donde están reflejadas estas peculiaridades de la cultura rural.

Su iglesia parroquial dedicada a Santa Ana, de estilo románico tardío, fue notablemente modificada, en especial en su cabecera, a pesar de lo cual se puede reconocer bien su estructura. La nave se conserva casi entera.

Cubre con bóveda apuntada que se refuerza tras la puerta abierta en su muro sur por un fajón apuntado apeado en pilastras adosadas.

Pero lo imponente es su torre de base cuadrangular que se alza al cielo esbelta con su reloj y sus campanas.

El Centro del pueblo lo conforman las antiguas escuelas en las que se realizan todo tipo de actividades culturales y sociales, la Iglesia de Santa Ana y la era o plaza mayor donde se realizan todo tipo de celebraciones, especialmente la hoguera en la fiesta de San Anton.

Ubiergo es signo de modernidad.

Es la primera población de tamaño muy pequeño que tiene carretera de circunvalación, la U30 (parafraseando a Madrid con la M30), además de una Calle Únca y, dos elementos espectaculares: la Bodega Obergo -construcción moderna reflejo de su innovación- y las burritas, madre e hija, Katalina y Lety que salen a saludar al recién llegado en la parcela de la entrada.

Acto íntimo con familiares

Por la mañana, tras una misa concelebrada por el Obispo de Monzón-Barbastro Angel Javier Pérez y José Mairal párroco de Ubiergo, se celebró un acto íntimo, solo para los familiares sucesores de los fundadores. El acto tuvo lugar en la explanada de la Bodega Obergo, buque insignia de la SAT.

Ubiergo fiesta 50 años
Ubiergo fiesta 50 años

David Lafuente Durán, nieto de uno de los seis “padres fundadores”, Catedrático Honorario en Responsabilidad Social por la UCAM, actuó de maestro de ceremonias.

En sus palabras agradeció el trabajo y compromiso de unos padres fundadores que, junto con sus familias, cincuenta años atrás entendieron que uniendo sus patrimonios e ilusiones el resultado sería muy superior al de la suma de las partes.

Dejaron atrás sus egos y posibles discrepancias para unir fuerzas y trabajar juntos sobre lo que verdaderamente importa: un futuro sostenible.

Reconoció el papel fundamental de las consortes que, como sucede en este tipo de proyectos, no fue el de mero acompañamiento a sus maridos, sino que juntos y de la mano es cómo lograron unos éxitos que hoy están fuera de toda duda.

Destacó David Lafuente, el sitio privilegiado en que se encuentra la pedanía de Ubiergo, a medio camino entre dos de los grandes centros espirituales de la provincia de Huesca, el Santuario de Torreciudad y el Templo Budista de Panillo, este último erigido en estos terrenos por la existencia de una confluencia de energías, elemento que justificaría el éxito de la SAT desde un punto de vista espiritual y de predisposición.

David Lafuente glosando a los fundadores de Ubiergo
David Lafuente glosando a los fundadores de Ubiergo

Lafuente continuó conduciendo el acto homenajeando a la persona que lleva 50 años trabajando en y por la SAT, desde su inicio y que, desde 1999 es su presidente: Carlos Durán.

Le presentó como un presidente con liderazgo, no como un mero capataz o jefe, sino como alguien capaz de trabajar como el primero y liderar una entidad que vive y crece gracias al esfuerzo y compromiso entregado de sus socios.

Asimismo, se agradeció el esfuerzo de los diez pastores con los que ha contado la organización, los empleados que a lo largo de estos años han posibilitado el mantenimiento de la actividad, con un recuerdo especial a los 19 años de Joaquín Durán o al de las nuevas generaciones, con Joaquín Vidal o Mario Durán al frente.

En el acto se descubrió un cuadro realizado por la nieta de otro de los fundadores y pintora grausina, Maria Salinas, un lienzo con la imagen de los seis “padres fundadores”.

Así mismo, se distribuyó un dossier-recuerdo, elaborado por Rosa Vidal, en el que se pueden encontrar algunos datos, fechas, historias y fotos de estos 50 años de andadura.

Guayente y Ubiergo

La Asociación Guayente es una Organización sin ánimo de lucro, creada en el año 1981 con el objetivo general de promover el desarrollo socioeconómico y cultural de los pueblos del valle de Benasque.

Como explicó en su parlamento el pasado sábado 27 de julio su presidente el catedrático de la universidad de Zaragoza Fidel Corcuera, es la primera vez que se sale del Valle de Benasque a reconocer el trabajo en post de la salvación de los pueblos pequeños.

El ejemplo de Ubiergo es de resaltar.

Guayente reconoce a Ubiergo
Guayente reconoce a Ubiergo

En los locales y jardines de la bodega Ubergo se reunió a los descendientes de los fundadores, sus familias y un buen montón de amigos que celebraron el aniversario de la fundación de la SAT y el reconocimiento de la Asociación Guayente.

En el acto tomaron la palabra el gerente de la bodega Joaquín Vidal, que agradeció a los fundadores el arrojo y el compromiso que les ha llevado hasta donde ahora están.

Mario Durán, nieto de uno de los fundadores e hijo del actual presidente Carlos Durán que hizo historia de los principales hitos del nacimiento de Obergo.

El sacerdote Ernesto Durán, miembro de la Junta directiva de Guayente y reconocido en Ubiergo como “tio Ernesto” -hermano de uno de los fundadores- que está desarrollando una intensa actividad recopilando apoyos para los pueblos pequeños con un libro  en el que se recoge el “Decálogo en defensa de los pueblos pequeños”.

Cerró los parlamentos el Presidente de Guayente con la entrega del trofeo que acredita el reconocimiento a los 50 años de trabajo en defensa de este maravilloso entorno, su producción, su gente.

La historia de estos 50 años es una sucesión de decisiones guiadas por el criterio de la sostenibilidad de la SAT a largo plazo, y caracterizadas por una amplitud de miras y una asunción controlada de riesgos y el afán de hacer las cosas con talento.

Nada que valga la pena se hace sin esfuerzo y este ejemplo de Ubiergo y un grupo de personas comprometidas con su futuro y liderados por un visionario, es la muestra. Felicidades Ubiergo.

Fotografias cedidas por Antonio Lafuente