La Discusión

Raquel Casasús. Gestión de la IraRaquel Casasús. Gestión de la Ira

Empecemos definiendo el verbo discutir según la R.A.E. “Contender y alegar razones contra el parecer de alguien. Examinar atenta y particularmente una materia

Vamos a ver, tengamos claro que cada uno tiene un mapa y una visión, cada uno vive la vida según una escala de valores y en base a ella actúa de una manera u otra. A medida que vamos cumpliendo años  y aprendiendo de las experiencias vividas, decidimos  en qué  sistemas vamos a formar parte y de cuáles salir.

Yo siempre he tenido muy claro lo que he querido y los valores por los cuales he querido regir mi vida, el primero y fundamental, la honestidad y a partir de ahí podemos empezar a comunicarnos.

No se trata de tener una discusión porque sí, de lo que se trata es,  como dice la definición, de utilizar  el derecho a alegar sus razones con respecto a las decisiones tomadas según unos argumentos basados en unas experiencias vividas y una escala de valores creada según las mismas. Se trata de defender el derecho a ser  respetado  y aceptar que cada uno tiene la libertad de tomar sus propias decisiones.

Lo que no puede ser es que la gente juzgue sin conocer y suponga unas cosas sin saber. La mentira tiene las patas muy cortas y la verdad no tiene fin. Yo no me callaré en la vida a la hora de argumentar todos y cada uno de mis actos, siempre tengo un argumento y podré verlo de la misma manera que tú o diferente pero recuerda que el mío es tan válido como el tuyo.

Después de todo esto  invito a la gente a que no se calle, a que digan la verdad y sean honestos primero con ellos mismos y luego con los demás, que cada uno vive como quiere y en base a los valores que quiere siendo  igual de lícito de una u otra manera. Se trata de estar alineado en base a tus creencias, ideas, valores..  solo  así estarás a gusto y por lo tanto feliz.

Una de mis grandes frases por las que me he regido a la hora de tomar decisiones en mi vida es  ”No me hagas lo que no te gustaría que yo te hiciera a ti”. Cada año que pasa lo veo y distingo más claramente. Mi pregunta es,  ¿Por qué tú si y yo no?, en todos los sistemas tanto de amistad, pareja, familia (excepto padres a hijos) como ya comenté en artículos anteriores debe de existir la ¨ley del equilibrio”, tu y yo al 50 por ciento.

Ojalá la gente no dejara de vivir según sus valores por miedo a perder una pareja, un amigo.. tenemos derecho  a vivir la vida como queramos y a luchar por  lo  que creemos y deseamos conseguir según nuestras experiencia  y vivencias aprendidas.

No hay que tener miedo a la discusión, sino a no tener derecho a defender tus decisiones .

Como siempre esto es una manera de verlo, no te digo que lo hagas así , sino que puedas tenerlo en cuenta.

Feliz fin de semana!.

Raquel Casasús

Colaboración de Raquel Casasús