La DGT adquiere 60 ‘Velolaser’ para estrechar el control de la velocidad en las carreteras convencionales

La DGT adquiere 60 'Velolaser' para estrechar el control de la velocidad en las carreteras convencionalesLa DGT adquiere 60 'Velolaser' para estrechar el control de la velocidad en las carreteras convencionales

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha lanzado este lunes una campaña de concienciación y vigilancia de la velocidad en carretera que se prolongará hasta el próximo domingo, 22 de abril, y que se hace de forma simultánea en casi treinta países que integran la Organización Internacional de Policías de Tráfico.

Para ello empleará un nuevo tipo de dispositivo, denominado ‘Velolaser’. Por ahora, ha adquirido 60 unidades, de las cuales 30 están ya funcionando, según ha podido saber TVE.

Esta campaña coincide con la decisión de Tráfico de reactivar el debate sobre la reducción de la velocidad máxima permitida en las carreteras convencionales a 90 kilómetros por hora, una idea que ha permanecido latente desde 2014 al no aprobarse el reglamento de circulación en el que se iba a introducir.

El director de Tráfico, Gregorio Serrano, comentó la pasada semana que esa reducción se incluirá en la nueva Ley de Tráfico. A su juicio, esa medida es “necesaria si queremos reducir la siniestralidad y el dolor de miles de familias”.

“La idea es que la totalidad de estas vías tengan un límite de velocidad de 90 kilómetros por hora, aunque sus titulares podrían elevar a los niveles que consideraran razonables, atendiendo a la conservación y trazado de la misma”, ha recalcado Serrano en un comunicado.

Bajar la velocidad 10 km/h reduciría la mortalidad un 10%

Según la DGT, rebajar el limite de velocidad diez kilómetros por hora implicaría una disminución de la mortalidad en torno al diez por ciento.
Según establecen la Organización para la Cooperación y Desarrollo (OCDE) y la Conferencia Europea de Ministros de Transporte (ECMT), la velocidad es un factor concurrente en el 21 por ciento de los accidentes, “un problema de seguridad vial en muchos países”.

Por ello, “no respetar los límites de velocidad es un elemento fundamental que determina la mayor o menor incidencia en la siniestralidad vial, la gravedad y el grado de lesión de las víctimas en caso de accidente de tráfico”, ha comunicado la Dirección General de Trafico.

De momento, durante la próxima semana se aumentarán los controles de velocidad, principalmente en carreteras convencionales.

La DGT ha invitado, como es usual, a los ayuntamientos a sumarse a la campaña para que en las vías urbanas también se conciencie y se controle la velocidad, “teniendo en cuenta que en las ciudades los peatones son los usuarios que más fallecidos registran y la velocidad la principal causa de ellos”.

Asimismo, la institución ha puesto de manifiesto la importancia de los sistemas de asistencia a la conducción (ADAS) cuya “implantación generalizada en los vehículos nacionales reduciría la severidad de los accidentes en un 57 por ciento y evitar una cifra de 51.000 siniestros y sus consecuencias”.

Los últimos datos consolidados demuestran, tal y como han explicado, que en 2016 más de 350 personas fallecieron en las carreteras en accidentes en los que la velocidad fue uno de los factores concurrentes.

Velolaser, un dispositivo conectado por Wifi a una tablet

El Velolaser es uno de los nuevos pequeños radares portátiles que ha incorporado Tráfico para el control del exceso de velocidad en las carreteras.

La Guardia Civil ha adquirido 60, de los cuales, según han informado a los medios, 30 están ya en funcionamiento. Funcionan vía Wifi conectados a una tablet y permiten incluso realizar controles de alcoholemia en el momento.

Los agentes explican que no tienen por qué estar señalizados. Esta semana prevén realizar 700.000 controles en las carreteras convencionales.