Más de 700 pacientes reciben cada año cuidados paliativos al final de la vida en el Hospital La Fe

Más de 700 pacientes reciben cada año cuidados paliativos al final de la vida en el Hospital La FeMás de 700 pacientes reciben cada año cuidados paliativos al final de la vida en el Hospital La Fe

Según cifras de la Organización Mundial de Salud, anualmente 40 millones de personas necesitan cuidados paliativos en el mundo y tan solo un 14% los reciben

La Fe ha retomado este año la actividad de su Comisión de Cuidados Paliativos integrada por profesionales de las áreas de adultos, pediatría y atención primaria

El Hospital Universitari i Politècnic La Fe ha acogido, recientemente, las VII Jornadas de la Sociedad Valenciana de Medicina Paliativa (SVMP). El encuentro, que ha reunido a más de 200 profesionales de distintos ámbitos asistenciales, tiene como objetivo resaltar la importancia de la atención al final de la vida y su accesibilidad para toda la ciudadanía de forma continua, transversal e integrada por todos los recursos sociosanitarios.

La SVMP es una sociedad científica de marcado carácter multidisciplinar, cuyo objetivo principal es trabajar para aportar calidad de atención en el proceso de final de vida de aquellas personas, pacientes y familiares, que viven una situación de enfermedad amenazante para su vida.

Con el fin de mejorar la atención al final de la vida, el Departamento de Salud València-La Fe ha retomado este año la actividad de su Comisión de Cuidados Paliativos, integrada por profesionales de las áreas de adultos, pediatría y atención primaria.

Cabe destacar que más de 700 pacientes reciben atención al final de vida al año a través de los programas desarrollados por el Departamento de Salud València-La Fe.

En 2016 el Área Clínica de Hospital a Domicilio y Telemedicina atendió un total de 767 pacientes, de los cuales un 53% corresponden a pacientes con enfermedad oncológica y un 47% de patología no-oncológicas, dentro del programa de atención domiciliaria al final de la vida. Además, 491 de estos pacientes fueron incluidos en el programa de gestión de casos que permite un seguimiento programado de los pacientes tanto en periodos de estabilidad como de mayor intensidad de necesidades.

Según cifras de la Organización Mundial de Salud, anualmente 40 millones de personas necesitan cuidados paliativos en el mundo y tan solo un 14% los reciben.

A nivel autonómico, en 2015 aproximadamente 11.500 personas fallecieron de cáncer y cerca de 20.000 lo hicieron como causa de un grupo de patologías crónicas, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

Por este motivo, la primera mesa de la jornada ha estado orientada en torno a la estrategia y organización de los cuidados en la atención final de la Comunitat Valenciana. Esta sesión ha contado con la participación de dos referentes nacionales en este ámbito: Antonio Pascual, jefe de la Unidad Paliativos del Hospital de Santa Creu i Sant Pau de Barcelona y Ricardo Martino Alba, coordinador del Grupo de Trabajo de Cuidados Paliativos Pediátricos en el Sistema Nacional de la Salud. Las ponencias han estado centradas en el desarrollo de las políticas sobre la atención en la persona enferma y su familia y en reconocer las necesidades específicas en todas las etapas de la vida, desde la infancia hasta las personas mayores.

En la segunda mesa se han tratado comunicaciones orientadas a la planificación de decisiones en el contexto de los tratamientos con ventilación mecánica no invasiva, diálisis y nutrición incorporando las voluntades y deseos de la persona enferma y atendiendo al mejor asesoramiento profesional posible. La tercera mesa se ha dedicado a los cuidados paliativos pediátricos no oncológicos, en concreto a la atención en el contexto de enfermedad neurológica grave.

La última mesa se ha centrado en la exposición de casos clínicos y ha destacado el elevado nivel de todas las comunicaciones recibidas en esta convocatoria, por la complejidad de los casos y por las respuestas asistenciales desarrolladas.

Como actividad complementaria se ha llevado a cabo un videofórum en el que se han proyectado varios cortometrajes y documentales en formato breve relacionados con la obstinación terapéutica, la comunicación al final de la vida y los cuidados paliativos pediátricos.

Tras la proyección se ha dado un tiempo para compartir competencias y reflexiones en torno a la temática de la jornada en la que se ha contado con la presencia de Pedro Solís, director del cortometraje ‘Cuerdas’, premiado con el Goya al ‘Mejor cortometraje de animación español’ en 2014.