La cadena de supermercados Lidl ha detectado un valor elevado de alcaloides pirrolizidínicos

Las unidades afectadas son los lotes LA91832 y LC91834 que caducan en julio de 2022

La cadena de supermercados Lidl España ha emitido este viernes una alerta dirigida a los consumidores tras detectar que dos lotes de orégano molido de la marca Kania presentaban valores elevados de una toxina. 

En un comunicado publicado en su página web, la compañía ha solicitado la devolución de este producto en sus tiendas, presentado en pequeños botes de 7,5 gramos.

Lidl ha explicado que solo están afectadas las unidades correspondientes a los lotes LA91832 y LC91834 con fecha de consumo preferente hasta el mes de julio de 2022.

«En controles internos se ha encontrado un valor elevado de alcaloides pirrolizidínicos, unos componentes vegetales procedentes de plantas no deseadas que crecen junto a los cultivos y que no se han separado correctamente durante la cosecha», han precisado.

Una «ingesta prolongada» de esta sustancia «puede provocar afecciones hepáticas«, según la cadena.

Sus responsables han informado de que ya se han retirado de la venta los lotes afectados y que se reembolsará el precio de compra a quienes devuelvan el producto, fabricado por su proveedor Weiand GmbH.

Según la Agencia de Seguridad Alimentaria (Aesan), los alcaloides de pirrolizidina son «toxinas naturales» producto del metabolismo secundario de las plantas que se originan como mecanismo de defensa frente a herbívoros.

Presentan «un perfil común de toxicidad» que ha llevado a las autoridades a analizar en detalle a partir de qué cantidades resultan perjudiciales para la salud.