• La fundación CRIS contra el cáncer lanza su campaña #2040ElAñoQueVencimosElCáncer
  • Los avances científicos de los últimos años permiten ver con optimismo el futuro cercano
  • El martes 4 de febrero se celebró el Día Mundial contra el Cáncer

Científicos aseguran que la inversión en investigación permitirá que en 20 años el cáncer sea una enfermedad que tenga cura o se cronifique, en un mensaje que ha lanzado la fundación CRIS contra el cáncer en su campaña #2040ElAñoQueVencimosElCáncer que ha organizado con el apoyo de investigadores.

CRIS contra el cáncer pretende apostar por proyectos de investigación pioneros dirigidos especialmente a aquellos pacientes que no responden a los tratamientos convencionales y que no disponen de una cura en la actualidad.

En este sentido, la afirmación de que el cáncer se convertirá en una enfermedad tratable se ha basado en los avances científicos que se han estado desarrollando en los últimos años en cinco ejes clave.

Para todos los públicosEste martes se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer, enfermedad de la que se prevé que este año se diagnostiquen 277.394 nuevos casos en España, un número muy similar al de 2019, según los oncólogos, que recuerdan que esta patología es una de las reproducir videoCasi 300.000 casos de cáncer serán diagnosticados este año en España

Cinco ejes clave

En primer lugar está la inmunoterapia, que se prevé que en 20 años conseguirá superar sus limitaciones actuales y que la mayoría de los pacientes se podrán beneficiar de ella, ya sea sola o combinada con otras terapias.

Además, dentro de la disciplina se cree que las terapias celulares serán mas efectivas y la bioingeniería proporcionará una ayuda al sistema inmunitario de los enfermos.

En segundo lugar, los modelos matemáticos y la inteligencia artificial permitirán comprender la enfermedad de cada persona en profundidad, seleccionar el tratamiento más eficaz e incluso lograr su prevención en las personas que sean más susceptibles a desarrollarla.

En tercer lugar, la medicina de precisión y las terapias personalizadas, específicas y dirigidas a cada paciente están logrando avanzar en el conocimiento de las causas de los cánceres y también en la realización de más diagnósticos precoces y poco invasivos.

En cuarto lugar, en cuanto a la prevención y las causas de la metástasis, se prevé que se podrán diseñar estrategias efectivas para prevenirla y tratarla.

Por último, se cree que la nanotecnología o las terapias génicas todavía tienen mucho potencial por explotar y acabarán ocupando un lugar importante en el tratamiento del cáncer en 20 años.

«Cuestión de tiempo y de recursos»

El jefe del Servicio de Hemato-Oncología Pediátrica del Hospital Universitario de La Paz y director de la Unidad CRIS de Investigación y Terapias Avanzadas, el doctor Antonio Pérez, ha asegurado que lograr estos avances en la investigación es «cuestión de tiempo y de recursos» y que cuantos más recursos se deriven a la investigación, menor será el tiempo.

«El cáncer nos afecta a todos, por lo tanto, es nuestra responsabilidad hacer lo que esté en nuestras manos para hacer realidad cuanto antes estos avances», ha recordado.

A sus declaraciones se suma el director científico de CRIS contra el Cáncer, jefe de Hematología del Hospital 12 de Octubre y director de la Unidad de Cáncer de Sangre CRIS, el doctor Joaquín Martínez, que considera que en los últimos años se ha producido «una revolución en la comprensión del cáncer, en las terapias y en las herramientas de diagnóstico y seguimiento».

Además, ha resaltado que «vamos por buen camino» y que se están consiguiendo «grandes resultados», sobre todo gracias a la medicina de precisión y a las terapias personalizadas en cánceres de sangre.

Supervivencia duplicada

Por su parte, el presidente del Institute of Cancer Research de Londres, el doctor Paul Workman, ha destacado también que en los últimos 40 años se ha duplicado la supervivencia y más del 50% de los pacientes sobreviven más de 10 años y se les cura «eficazmente» de diversas maneras.

En este aspecto, valora especialmente el papel de los tratamientos biológicos, los tratamientos celulares, las nuevas terapias dirigidas y la secuenciación del genoma.

El experto afirma además que la supervivencia se incrementará «sustancialmente» y se conocerán nuevas curas, pero para ello es importante que los pacientes vivan más tiempo con una buena de calidad de vida, porque eso se traducirá posteriormente en curaciones.

«Estoy convencido de que veremos tremendos avances en los próximos 20 años y que la vida de los pacientes de cáncer será muy diferente», ha concluido.