Pruebas de ADN contra los excrementos caninos

El candidato del PP a la Alcaldía de Alaquàs (Valencia), Pepe Pons, se ha comprometido a poner en marcha un Plan de Limpieza Viaria para sacar de las calles los excrementos caninos basado en la mejora de la limpieza viaria, el aumento de puntos para depositar las bolsas con excrementos y la puesta en marcha del sistema de identificación de ADN canino.

Así lo ha indicado el partido en un comunicado en el que ha detallado que los excrementos caninos en calles y parques son una de las principales preocupaciones de los ciudadanos de Alaquàs, tal y como el candidato ‘popular’ ha recogido en el ‘Casa a Casa’. “No hay calle ni barrio que no padezca de estos problemas”, ha asegurado.

Respecto a la identificación del ADN canino, el sistema consistirá es censar a todos los perros de Alaquàs mediante una muestra de sangre con la que, cuando un perro haga sus necesidades en la calle y su dueño no las recoja, se tomarán muestras que permitirán identificar al irresponsable y multarlo.

El sistema será gratuito para los poseedores de los perros, ya que se financiará con las tasas de censo canino y resulta de “gran efectividad” pues en los lugares en los que se ha puesto en marcha el sistema de identificación por ADN, como Xàtiva, “se han reducido el número de excrementos en las calles en un 80 por ciento en menos de tres meses”.

Sin embargo, Pons ha puntualizado que la medida “no es recaudatoria”, pues, a su parecer, las multas son “disuasorias”. “Si la gente sabe que si no recoge una caca de perro le multarán, no la dejará en la calle”, ha apuntado. Además, ha explicado que antes de poner en marcha el sistema, se realizará una campaña de concienciación a los ciudadanos “para que sean conscientes de la necesidad de limpieza viaria”.

“Si tras iniciar la medida desaparecen los infractores, mejor para todos, porque precisamente eso es lo que se busca, que Alaquàs esté libre de excrementos en parques y calles”, ha puntualizado Pons.

PARA NO “IR ESQUIVANDO UN CAMPO DE MINAS”

La medida se compone de dos fases, en la primera se recogerá una muestra de sangre a los perros censados, que se enviará al veterinario que extraerá el mapa de ADN de cada animal mientras que en la segunda fase se recogerán las muestras de heces de la vía pública, se extraerá el ADN y se cotejará con el censo canino, de modo que podrá multarse a quienes cometan la infracción.

Pons ha explicado que el objetivo de esta medida es que los dueños de los perros se conciencien de que no se pueden dejar excrementos en las calles sin recoger, “y mucho menos en los parques donde hay tantos niños”. Asimismo, ha asegurado que será una medida “por la que no se pagará nada extra y que servirá, junto con otras acciones previstas, para que ir por Alaquàs no sea ir esquivando un campo de minas”.

Además, a su juicio, la medida sirve también como medida adicional de protección a los animales, porque se les podrá controlar en caso de extravío o de robo, aunque se les quitase el chip identificativo y ha asegurado “si alguien quiere más información de en que consistirá la medida, estaré encantado de explicársela personalmente”.