Hoy es el ‘Blue Monday’ y se juntan tres condicionantes negativos: el lunes es el peor día de la semana, estamos en plena cuesta de enero y en esta época del año el frío empieza a apretar de verdad. Estos tres ingredientes unidos suelen originar un auténtico bajón.

Con este cuadro emocional en mente, el investigador Cliff Arnal –de la Universidad de Cardiff– llegó a la conclusión de que el tercer lunes de enero puede entenderse como el día más triste del año, y lo bautizó con el mencionado ‘Blue Monday’.

Así pues, hoy toca pertrecharse de ropa de abrigo con la que mantener el calor corporal y buscar estrategias que contribuyan a proporcionarnos un extra de felicidad.

En ese sentido, una buena estrategia pasa por introducir en nuestra dieta una dosis alta de alcachofa, designada por muchos como ‘la verdura de la felicidad’.

La alcachofa logra proporcionarnos felicidad debido a que contiene diversas sustancias que mejoran el estado de ánimo.

Uno de estos componentes es la inulina, un tipo de fibra prebiótica que favorece la flora intestinal y el bienestar digestivo.

Asimismo, esta verdura también reduce la absorción del colesterol a nivel intestinal, por lo que resulta ideal su inclusión en aquellos platos o comidas en las que haya alimentos que aporten este lípido, para bloquear su impregnación.

Por otro lado, otro de los componentes de la alcachofa, la cinarina, favorece la digestibilidad y en el metabolismo de las grasas y la eliminación de toxinas a través de la orina, con lo que resulta esencial para nuestro bienestar digestivo y para el cuerpo a nivel integral.

Pero, ¿cómo podemos cocinar la alcachofa para que no pierda todas estas propiedades? “El exceso de cocción, tanto por tiempo como por temperatura, perjudica a estos compuestos beneficiosos, por lo que las preparaciones al vapor, con microondas o hervida escasos minutos son métodos eficaces y óptimos para elaborarlas”, explica Diego A. Moreno, investigador del Laboratorio de Fitoquímica del Departamento de Ciencia y Tecnología de Alimentos de CEBAS-CSIC, que colabora de manera activa con la Asociación Alcachofa de España.

De ese modo, en el llamado ‘Blue Monday’, una dieta basada en alcachofa puede ser el contrapunto necesario para afrontar el inicio de semana, la rampa económica y las inclemencias climatológicas con una sonrisa amplia y contagiosa.