Las medidas para paliar el veto ruso son “muy limitadas” según La Unió

Almacén de fruta

La Unió de Llauradors ha denunciado este miércoles que las medidas anunciadas por la Comisión Europea y el Ministerio de Agricultura para paliar el veto de Rusia a los productos agrarios europeos son “totalmente insuficientes“, “muy limitadas” y cree que “apenas beneficiarán a los agricultores y ganaderos valencianos“.

La organización agraria ha asegurado en un comunicado que así se lo va a trasladar al Ministerio de Agricultura en la reunión que va a celebrar con representantes de esta administración en Madrid. La Unió considera además que el veto “no es responsabilidad del sector agrario” y cree que se aprovecha “para distraer a la opinión pública y desviar otras preocupaciones del sector como las ayudas por la sequía que no llegarán a los agricultores valencianos, y menos a los de cultivos de regadío; la falta de eficacia de la Ley de la Cadena Alimentaria, un año después de su publicación en el BOE o el aumento de los robos, por poner sólo algunos ejemplos”.

Según La Unió, las organizaciones de productores son las únicas que se podrán beneficiar de las retiradas del 10 por ciento de la producción de albaricoques y nectarinas anunciadas por el Ministerio de Agricultura y la Comisión Europea.

No obstante, ha asegurado que únicamente integran el 50 por ciento de la producción por lo que la otra mitad “se quedaría fuera si no se adoptan medidas extraordinarias, contempladas en el Reglamento (EU) 1308/2013 por el que se crea la Organización Común de Mercados de los productos agrarios y se declare la perturbación del mercado“. Además, recalca que en la Comunitat Valenciana la campaña de estas dos producciones “ha finalizado de forma generalizada, salvo en algunas zonas de Alicante”.

En esta línea, la Unió ha subrayado que las retiradas de productos ya están incluidas dentro de los Programas Operativos de las Organizaciones de Productores y, por tanto, están financiadas al 50 por ciento por sus socios. “Es decir, que las ayudas saldrán del bolsillo los propios afectados por el veto ruso”, ha apuntado.

La organización ha resaltado que, por si esto no fuera suficiente, “el precio que se pretende pagar por la retirada del producto sólo supone el 75 por ciento del coste de producción de esa fruta”.

Las medidas se centran en dos producciones de fruta pero, de acuerdo con la organización, “habrá que ver si cuando pase el impacto mediático de la noticia, el Ministerio de Agricultura también adoptará medidas parecidas en sectores como el caqui, cítricos, vino o la ganadería”.

ESPERA QUE NO SEA UNA “EXCUSA”

En este sentido, La Unió confía que el veto ruso “no sirva una vez más como excusa para ofrecer unos precios a la baja a los productores valencianos y denunciará cualquier intento al respecto porque pese a ser un mercado emergente no representa más del 3 por ciento del total de exportaciones agrarias de la Comunitat Valenciana”.

A juicio de La Unió, el veto ruso, que supone una “alteración” de los mercados mundiales, “se tiene que trasladar a la Organización Mundial del Comercio (OMC)”, del que forma parte la federación rusa.