El silencio será positivo y las placas de los condenados desaparecerán en la CV

José Císcar, vicepresidente del Consell, ha anunciado este viernes los detalles y novedades del proyecto de la Ley de Transparencia, Buen Gobierno y Participación Ciudadana, que se remitirá a las Corts para su aprobación final. Para Císcar la intención es que la Comunidad Valenciana tenga una “administración de cristal” en la que los ciudadanos lo puedan ver todo.

En este sentido, el vicepresidente ha destacado las novedades de esta futura ley. Como son la creación de un Consell de Transparencia Independiente, la publicación de los gastos de caja fija –la única comunidad autonóma que lo hace- o la novedad de que el silencio administrativo será positivo –lo contrario que hasta ahora-. Además de poder quitar los honores a aquellos cargos que tengan una sentencia firme en contra –sin posibilidad de recurso-.

Este proyecto de Ley, según el Consell, tiene como objetivo acercar la Administración al ciudadano, garantizar al cien por cien la transparencia, establecer el ‘Buen Gobierno’ y ofrecer toda la información pública –desde contratos, deudas, patrimonios y salarios de cargos hasta avales- . Todas las instituciones públicas o que tengan subvenciones públicas están obligadas a ser totalmente transparentes.

De esta manera toda la información que sea de interés para los ciudadanos de la Comunidad Valenciana se encontrará -en un plazo no superior a los seis meses desde su aprobación en Corts- en el Portal de la Transparencia de la Comunidad Valencia, esto es, GVA Oberta.

“Estamos convencidos de que esta ley marcará un antes y un después en la Comunidad Valenciana. Es una muestra del compromiso real de este gobierno en materia de transparencia”, sentenció Císcar quien reconoció que es una ley en la que se ha prestado mucha atención a las sugerencias de los ciudadanos, que han sido muchas.