El Ayuntamiento de Valencia comienza esta semana trabajos de mantenimiento de la alquería ubicada en la calle del Beato Gaspar Bono, en el barrio del Botánico. Las obras tienen como objetivo frenar el deterioro del edificio e incluirán el desescombrado y retirada de enseres del interior de las edificaciones y el desmontaje y apuntalamiento de elementos inestables. También se procederá a la reparación parcial de cubiertas para eliminar entradas de agua, se restaurarán las grietas y se instalarán redes contra las palomas.

La concejala de Gestión de Recursos, Luisa Notario, ha afirmado que “tenemos un firme compromiso con la protección del patrimonio arquitectónico de la ciudad para frenar el deterioro que están sufriendo muchos edificios relacionados directamente con la historia de l’Horta o del pasado industrial de la ciudad”.

La intervención municipal en la Alquería de Gaspar Bono incluirá también la poda y saneamiento de arbolado. El presupuesto de las diferentes actuaciones en la alquería es de 30.339,94, IVA incluido, y el plazo de ejecución, de mes y medio.

Los olvidos municipales

Al Ayuntamiento de Valencia se le olvida mencionar que hace más de siete años de la primera denuncia por el ruinoso estado de la Alquería por parte del Círculo por la Defensa del Patrimonio. Han habido tres recomendacioens del Síndic d’Agravis ignoradas por el Consistorio Municipal a la Institución de la Generalitat Valenciana.

El Síndic, con el objeto de contrastar las alegaciones formuladas por la persona interesada, con fecha 19/02/2021, solicitó al Ayuntamiento de Valencia que les detallara las medidas adoptadas en cumplimiento de sus Recomendaciones de fechas 29/08/2014 y 06/05/2019. Al no recibir ninguna respuesta municipal, volvió a requerir el informe hasta en 3 ocasiones más, mediante escritos de fechas 01/04/2021, 13/05/2021 y 05/07/2021, sin haber recibido ninguna contestación del citado Ayuntamiento.

La falta de colaboración con el Síndic de Agravis se encuentra tipificada en el Código Penal

Es importante tener en cuenta que la falta de colaboración con el Síndic d’Agravis se encuentra tipificada en el artículo 502.2 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal:
“En las mismas penas incurrirá la autoridad o funcionario que obstaculizare la investigación del Defensor del Pueblo, Tribunal de Cuentas u órganos equivalentes de las Comunidades Autónomas, negándose o dilatando indebidamente el envío de los informes que éstos solicitaren o dificultando su acceso a los expedientes o documentación administrativa necesaria para tal investigación”. 

El Círculo por el Patrimonio pedirá al Sindic que actúe en Fiscalía contra Luisa Notario y el Ayuntamiento por ignorar completamente las recomendaciones del Síndic, como es su obligación legal. Parece que ha llegado el momento de pedir cuentas por las irregularidades del Ayuntamiento y su total incumplimiento de la ley.