La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, se ha reunido hoy con los representantes sindicales de la Mesa Sectorial de Sanidad para trasladarles la hoja de ruta del proceso de transición que se ha diseñado para garantizar la óptima continuidad asistencial del sistema sanitario público valenciano hasta reforzar la plantilla con 6.000 nuevas plazas estructurales.

Ana Barceló ha comunicado a los representantes de los trabajadores que hasta disponer de estas 6.000 nuevas plazas, previstas para el mes de abril, se dará continuidad a un total de los 5.600 contratos de refuerzo covid que se incorporaron al sistema en los peores meses de la pandemia. Es decir, casi el 93% de los contratos de refuerzo vigentes actualmente. Ello permitirá atender a todas las necesidades derivadas de las distintas campañas de vacunación (gripe y refuerzo covid), seguimiento de casos, y el resto de actividad asistencial hasta contar con el futuro refuerzo de la plantilla.

La prórroga afecta a la totalidad de contratos de atención primaria y de salud pública

La prórroga afecta a la totalidad de los contratos de refuerzo covid de atención primaria (médicos, enfermería, técnicos auxiliares de enfermería, auxiliares administrativos, celadores) así como los de salud pública (documentalistas, auxiliares administrativos, estadísticos, médicos, enfermería, trabajadores sociales).

Estas dos son las parcelas sobre las que recae la mayor parte del trabajo relacionada con la pandemia en estos momentos. También se prorrogan la mayor parte de los contratos en atención hospitalaria, salvo casos puntuales como los refuerzos ligados a los hospitales de campaña, que se están retirando. Además de otras actividades en las que se ha reducido la presión asistencial. En todo caso, si la situación epidemiológica lo exigiera, se podrían modificar las previsiones actuales.

La consellera de sanidad anunció hace diez días en la presentación en Les Corts de los presupuestos de la Conselleria un incremento sin precedentes en la plantilla del departamento con la creación de 6.000 plazas estructurales, lo que supone un 10% de incremento de la plantilla actual. Ello, sumado a las 1.889 plazas creadas para atender el Departamento de Salud de Torrevieja, recientemente incorporado a la gestión directa, y las 115 plazas que se incorporarán en el mes de diciembre con la subrogación del servicio de Resonancias magnéticas que estaba privatizado, eleva el incremento de plantilla a un 15%.