Rubén Ibáñez: “El dedazo de Sánchez ha paralizado el decretazo de Puig para la llegada de fondos europeos”

El portavoz de Economía del GPP, Rubén Ibáñez,  señala que “Sánchez ha impuesto la paralización del decreto de la gestión de los fondos europeos que Puig lo metió por decreto”

“La sumisión de Puig a Sánchez paraliza la llegada de fondos europeos y, además, nos costará a los valencianos 2.690 millones de euros en menos ingresos en 2022”

El portavoz de Economía del Grupo Popular en Les Corts, Rubén Ibáñez, ha señalado que “el dedazo de Sánchez ha paralizado el decretazo de Puig para la llegada de fondos europeos” y ha pedido explicaciones a Puig ante el parlamento valenciano “que es quien aprobó ese decreto”.

Ibáñez ha señalado que “no sabemos nada de cómo ha quedado la comisión bilateral que tiene paralizado el decreto-ley valenciano para la ejecución de los fondos europeos de reconstrucción. El dedazo de Sánchez ha paralizado el dedazo de Puig con la llegada de fondos europeos. Ahora vemos que Puig solo actuó en grado de tentativa con el decreto de los fondos europeos porque Sánchez no le ha dejado”.

Rubén Ibáñez ha señalado que “el Gobierno de Sánchez impugnó hace poco más de un mes el decreto aprobado en Les Corts para agilizar los fondos europeos alegando problemas de competencia por los contratos de urgencia y la movilidad del personal público. Nadie da explicaciones y siguen sin poder ejecutarse los anunciados 945 millones de euros del fondo Next-Generation EU para este ejercicio 2021”.

  • El portavoz popular ha indicado que “Sánchez ha impuesto la paralización del decreto de la gestión de los fondos europeos que Puig lo metió por decreto con un dedazo».

Pretendía que todos los contratos se pudieran realizar como emergencia por la vía rápida, saltándose la tramitación ordinaria, y Sánchez le ha dicho que no. Hay una parálisis real del Consell de Puig con apenas el 25% del presupuestado ejecutado y con la paralización de la llegada de fondos, lo que ralentiza todavía más la gestión porque hay una parte de esos fondos que se deberían ir resolviendo ya”.

Para Rubén Ibáñez, “Puig tendrá que acordar con el gobierno qué hace y después dar cuenta al parlamento valenciano que es quien aprobó ese decreto. Es el propio gobierno socialista quien paraliza un decreto del gobierno socialista de la Comunitat, cuando hay más de mil millones de ayudas de fondos europeo en juego”.

“A esto hay que añadir -ha continuado- que en 2022 Sánchez, con el silencio cómplice de Puig, castigará a la Comunitat Valenciana con 2.690 millones de euros menos de ingresos que en 2021 provocado por el recorte en el fondo COVID, la liquidación del sistema de financiación y el límite de déficit público. Este recorte respecto a 2021 se produce con el beneplácito de Puig que no solo no se queja sino que lo aplaude e intenta maquillarlo. Esta sumisión de Puig a Sánchez costará a los valencianos 2.690 millones de euros en 2022 y la paralización de la llegada de fondos”