El candidato a la investidura y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró este lunes que mantiene su oferta de Gobierno de coalición a Unidas Podemos, aunque remarcó que existen “muchas otras opciones que se pueden abrir” si finalmente no se llega a un acuerdo en el primero de los sentidos.

Así se pronunció el jefe del Ejecutivo en funciones Pedro Sánchez después de que el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, espetase en su intervención a Sánchez que su formación no aceptará ser “un mero decorado” en un Gobierno del PSOE.

El tono “negativo” de Iglesias agitó al presidente en funciones que elevó el tono de su discurso, y llegó a acusar a Unidas Podemos de poder desencadenar unas nuevas elecciones.

“Si no llegamos a ese acuerdo (de coalición), les pido que mediten el voto y faciliten al menos un Gobierno progresista para España para los próximos cuatro años”, trasladó el líder socialista al grupo parlamentario de Unidas Podemos, su socio preferente de cara a la investidura.

En palabras de Sánchez, existen “muchas otras opciones que se pueden abrir” si no se cierra próximamente un acuerdo de coalición.

En concreto, habló de la posibilidad de un acuerdo de investidura o de “abrir otros escenarios” como pactos de legislatura sin la necesidad de incorporar a miembros de esta formación en el Consejo de Ministros.

No obstante, subrayó que sigue abierto a ese Gobierno de coalición y estableció el matiz de la siguiente forma: “Entre un Gobierno de coalición como lo están planteando y que ustedes voten con la ultraderecha en contra de un presidente socialista por segunda vez en tres años creo que hay muchas opciones que se pueden abrir estos días”.

En síntesis, admitió que hay muchas cosas que compartir y otras muchas en las que discrepa con Unidas Podemos y apeló a la “generosidad” y a la “responsabilidad” de este grupo político para no quebrar las esperanzas de los electores de izquierdas.

En un tenso intercambio dialéctico con Pablo Iglesias, Sánchez le advirtió que “si no llegamos a ese acuerdo, piénsese mucho votar en contra con la ultraderecha contra un gobierno progresista”.

Le pidió “ser serios” cuando el líder de Podemos le acusa de ir a elecciones si no se cierra un acuerdo. Y le espetó que, si votan los mismo que PP, Cs y la ultraderecha, planteen la “alternativa de gobierno” que sumarían esas cuatro formaciones.

El candidato socialista insistió en que hay “múltiples formas que nos podemos entender”, como un “acuerdo de investidura” tipo al que cerraron PP y CS en 2016, o cerrar un “acuerdo de legislatura”, que “puede tener la formación de un gobierno de coalición o no”.

“Pero entre votar en contra y tener la única opción de un gobierno, hay otras muchas formas de entenderse”, destacó.

Así, le reprochó que no le parece “serio” que Iglesias califique de “decorativo” el Ejecutivo de coalición que le proponen porque se han “movido” hasta en cinco ocasiones y ofrecido hasta un “gobierno de coalición”.

Tras admitir que el PSOE ha cometido “errores”, como le dijo Iglesias, Sánchez le espetó que “el mundo no empieza y acaba con usted” porque formaciones como IU “estaban y existía otra izquierda al PSOE”, por lo que “no es que ustedes sean fruto del PSOE, sino que la realidad social en España hace que haya otra izquierda al PSOE”.

Sánchez instó al líder de Podemos a alcanzar un acuerdo porque “si no, nos veremos abocados a la investidura fallida y a la repetición de elecciones, que es lo que no queremos”, concluyó.