El PP obtiene el peor resultado de su historia y la suma de las derechas se queda en 145

El PSOE ha ganado las elecciones generales de este 28A con un indiscutible triunfo al obtener 123 escaños, con el 99,59% del voto escrutado, en unas elecciones que dejan hundido al PP, que baja hasta el peor resultado de su historia con 66 escaños y al que doblan los socialistas. Ciudadanos pasa a ser la tercera fuerza política de España, con 57 escaños, pisando los talones a los ‘populares’; y Unidas Podemos baja hasta el cuarto lugar con 42 escaños junto a En Comú Podem. Vox irrumpe como quinta fuerza en el Congreso de los Diputados, con 23 representantes, y por primera vez desde 1982 la ultraderecha se sentará en el hemiciclo.

Estas elecciones imprevisibles e históricas, con una altísima participación del 75,70% de los electores- la más alta desde 2004- dejan abierto el escenario de pactos ya que el ganador de esta noche electoral, Pedro Sánchez, necesitará para una investidura el apoyo, vía apoyo directo o vía abstención, de Ciudadanos, partido con el que el PSOE suma una mayoría absoluta; o de Unidas Podemos, En Comú Podem y alguna fuerza independentista.

La suma PP, Cs y Vox se queda muy lejos de sumar los 176 diputados que conforman la mayoría absoluta en unos comicios en los que la sexta fuerza es ERC, con 15 escaños, seguido de Junts per Catalunya, que baja a 7. El PNV llevará 6 representantes a la Cámara Baja.

Sánchez no descarta ningún pacto ante el grito en Ferraz de «Con Rivera, no»

«Ha ganado el futuro y ha perdido el pasado. Esta es una gran democracia». Con estas palabras el líder del PSOE ha salido al balcón de Ferraz para celebrar su victoria al grito de «presidente, presidente» en una intervención en la que no ha querido mojarse con ningún pacto postelectoral a pesar de los gritos de la petición que le han hecho los simpatizantes a gritos.

«Con Rivera, no» y «sí, se puede» han sido las proclamas que se han oído en la sede socialista, donde han querido dejar más que claro a Sánchez con quién quieren que pacte, en un claro sí a Unidos Podemos y un no a Ciudadanos.

Casado admite la derrota y lo atribuye a la fragmentación

Tras su mal resultado en estas elecciones, el líder del PP, Pablo Casado, se ha reivindicado como el «partido líder del centro derecha» y ha achado a la fragmentación de ese espacio su histórica bajada de escaños. «El enfrentamiento de la derecha nos ha llevado a estos malos resultados», ha aseverado en su comparecencia en la sede nacional de Génova.

Casado ha dicho que «no elude» su responsabilidad y ha instado a Ciudadanos y Vox a «unirse» en una estrategia conjunta ante la inminencia de las elecciones municipales y autonómicas. Recibido con un aplauso de los militantes, se ha mostrado convencido de que el PP sabrá estar «a las duras y las maduras» y de que es un partido que se «crece ante las dificultades».

Iglesias tiende la mano a Sánchez para formar un gobierno de izquierdas

El PSOE gana las elecciones once años después y sube 37 diputados, convirtiéndose en la fuerza hegemónica del país siendo el único partido que supera la barrera de los 100 diputados como líder indiscutible de la izquierda.

El líder y candidato de Podemos, Pablo Iglesias, ha tendido la mano para configurar junto a Pedro Sánchez un gobierno de coalición de izquierdas y ha asegurado que «quien no entienda que España es plurinacional, no entiende nada». A pesar de la pérdida de 29 escaños por porte de Podemos, Iglesias considera que se ha conseguido el objetivo de «frenar a la derecha y al trío de Colón».

​Abascal: «Vox ha venido para quedarse» 

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha sido uno de los primeros en comparecer para señalar que la entrada del partido en el Congreso con 24 diputados es «solo el principio» y ha asegurado: «Vox ha venido para quedarse».

«Os dijimos que empezábamos una reconquista y eso es justo lo que hemos hecho», ha clamado Abascal en su intervención ante los simpatizantes y afiliados del partido congregados en la plaza madrileña de Margaret Thatcher, próxima a Colón.