Moncloa anuncia dos nuevas fechas, el 14 y el 28 de abril, aunque luego matiza que «no hay nada decidido aún»

Gobierno y PSOE insisten en que sin Presupuestos se «agota» la legislatura, pero los independentistas no reculan

El Gobierno de Pedro Sánchez ha amagado este lunes con convocar elecciones generales antes de verano si encallan los Presupuestos el próximo miércoles. Desde Moncloa confirmaban a media mañana que había dos nuevas fechas sobre la mesa para un posible adelanto electoral: el 14 y el 28 de abril, aunque después, por la tarde, esas mismas fuentes lo negaban, en concreto la fecha del 14 de abril, que era la que había sonado con mayor fuerza desde el anuncio.

Fuentes próximas al presidente del Gobierno han asegurado que la fecha de las elecciones se conocerá una vez aprobados o rechazados los presupuestos generales del Estado.

“No hay nada decidido aún”, han advertido desde Moncloa. De hecho, el anuncio, que ha sido calificado de «globo sonda» por el Govern catalán, habría generado malestar en el PSOE, según han confirmado a TVE fuentes socialistas. «Alguien en Moncloa», lamentan esas fuentes, «no ha tenido en cuenta la estrategia del partido».

La número dos del PSOE, Adriana Lastra, también negado en rueda de prensa que Ferraz se haya decantado ya por ese 14 de abril. «No hay ningún miembro de la dirección que esté hablando del 14», ha dicho la vicesecretaria general socialista, «de verse acortada la legislatura es al presidente del Gobierno a quien compete esa decisión en exclusiva y que siempre lo hará en pos del interés general de los españoles».

El Ejecutivo socialista matizaba así su anuncio de adelanto de los comicios generales antes de las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo si se mantienen las enmiendas a la totalidad del PDeCAT y ERC a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), cuyo debate arranca este martes en el Congreso de los Diputados en un pleno trascendental para el futuro de una legislatura que puede estar llegando a su fin.

Antes del anuncio de este lunes, en el entorno de Moncloa se había hablado únicamente de hacer coincidir los comicios generales con ese ‘superdomingo’ electoral de mayo o de convocarlas en otoño.

Sin Presupuestos, se «acorta» la legislatura

Tanto el Gobierno como el PSOE han insistido este lunes en que sin Presupuestos se «acorta» la legislatura– mensaje que repiten insistentemente desde la semana pasada como forma de presión a los partidos independentistas para que dén marcha atrás y retiren las enmiendas. De salvar el Ejecutivo socialista este primer escollo, Sánchez tendría oxígeno un par de meses más hasta la aprobación definitiva a las cuentas.

La especulación sobre el posible adelanto electoral ha comenzado después de que la agencia EFE haya adelantado este lunes que Sánchez se planteaba la fecha del 14 de abril. Esta posible convocatoria obligaría al Gobierno a disolver las Cortes y convocar las elecciones la semana que viene, el próximo 19 de febrero, para cumplir los 54 días que establece la ley.

El propio Sánchez, vía Twitter, ha señalado este mismo lunes que los independentistas y las «derechas» «votarán en contra» de unos «presupuestos sociales buenos» y se ha preguntado si «viven mejor en la confrontación».

Fuentes de La Moncloa han insistido en que el Gobierno sigue centrado en este momento «en la defensa del proyecto de Presupuestos» y han anunciado que el presidente acompañará este martes a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, a la Cámara Baja al debate de enmiendas. No se descarta que Sánchez pueda intervenir en el pleno.  

ERC y PDeCAT no aceptan «presiones» y de momento no reculan

De momento, ERC y PDeCAT han asegurado que si el Gobierno quiere «presionar» lanzando posibles fechas de adelanto electoral, no se «asustan» y no retirarán la enmienda.

El propio president, Quim Torra, ha mantenido este mismo lunes- una vez rotas las negociaciones entre el Gobierno y la Generalitat- el órdago de incluir el derecho de autodeterminación como requisito «mínimo» para seguir negociando las cuentas.

Quedan menos de 48 ahoras para una posible negociación que solo puede darse si los independentistas rebajan sus pretensiones– reclaman también un relator internacional- ya que el Gobierno ha repetido que «nunca» va a negociar ni a admitir el derecho de autodeterminación.

La posibilidad de un ‘superdomingo’ electoral para el 26 de mayo con cuatro citas nunca ha convencido a los ‘barones’ territoriales que prefieren que esa cita con las urnas sea bajo un prisma puramente territorial. Muchos ya han mostrado su preocupación con la «contaminación» que hubo en las elecciones andaluzas del 2 de diciembre de la campaña por el conflicto en Cataluña y entienden que con la coincidencia de las generales aumentaría absorbiendo prácticamente toda la campaña.