Casado reivindica en Valencia a Camps, Zaplana y Barberá

Casado reivindica en Valencia a Camps, Zaplana y BarberáCasado reivindica en Valencia a Camps, Zaplana y Barberá

Pablo Casado, presidente del PP, ha reivindicado este sábado en Valencia la labor de los expresidentes de la Generalitat Francisco Camps y Eduardo Zaplana, y también la herencia de la exalcaldesa fallecida Rita Barberá, de cuya expulsión al grupo mixto ha acusado a Ciudadanos, por exigirla como condición para apoyar la investidura de Mariano Rajoy.

En el acto de proclamación de Isabel Bonig como candidata autonómica en las elecciones del 2019 y de los tres cabezas de lista de las capitales de provincia Castellón, Alicante y Valencia, el líder de los populares ha aprovechado para pedir un cambio en la situación penitenciaria de Zaplana, enfermo de leucemia “por humanidad”.

Corrupción

Respecto a los casos de corrupción, sin nombrarla, ha manifestado que hemos hecho muchas cosas bien, muy bien y algunas mal.

“Si alguien ha hecho mal, no somos nosotros los que tenemos que juzgarlo. Lo que podemos juzgar es lo que se ha dejado hecho, eso no nos lo va a tapar nadie”, ha subrayado.

Casado se ha dirigido también a María José Catalá, alcaldable del PP en Valencia, y se ha mostrado convencido de que encarnará “el espíritu” de Rita Barberá. De esa medida, Casado ha afirmado que la tuvieron que aceptar “porque la pidió Ciudadanos”.

Andalucía y Catalunya

Sin complejos, el presidente del PP ha reivindicado también su pacto con Ciudadanos y Vox para aupar a Juan Manuel Moreno Bonilla a la presidencia de la Junta de Andalucía, se ha mostrado dispuesto a repartirlo en otras autonomías, aunque ha reivindicado a su partido como el “voto efectivo, mas que útil” en las próximas convocatorias electorales “para no depender de ningún partido bisagra”.

“Quiero apelar a los que se fueron defraudados de nuestras filas para decirles que no van a encontrar al PP fuera del PP.

Somos los de siempre, con los mismos principios y valores, pero defendidos como nunca”, ha afirmado.

El dirigente popular ha criticado los Presupuestos presentados por el Gobierno por ser, en su opinión, “la factura librada de la moción de censura, el pago vergonzante a independentistas, batasunos y populistas del alquiler del palacio de la Moncloa y del Falcon, que es lo que importa a Pedro Sánchez”.

Según Casado, ha asegurado que el suyo es “el único partido que puede parar el ‘procés’ y echar el freno a un proyecto de ruptura”, al tiempo que ha reiterado que si el PP vuelve a la Moncloa, aplicará el artículo 155 de la Constitución en Catalunya “en el primer Consejo de Ministros, para devolver el autogobierno pero el bueno, el estatutario”.

El espantajo catalán

Como su jefe de filas, Bonig se ha llevado los mayores aplausos a su discurso cuando se ha comprometido “a bajar los impuestos, el IRPF” y “a eliminar el de patrimonio y el de sucesiones y donaciones”.

También ha dicho que no van a aceptar lecciones del resto de partidos. “¿Pueden darnos lecciones quienes dicen que los políticos catalanes presos por haber dado un golpe de estado son presos políticos?”, se ha preguntado mientras resonaban los “noooo” en la sala.

“La Comunitat Valenciana está orgullosa de formar parte de una gran nación que es España”, ha sentenciado.

Catalá ha dicho que entre sus razones para encabezar la candidatura ha apuntado que quiere “que el catalanismo y el separatismo quiten sus manos de esta ciudad” y aclaró que no quiere “a las Reinas Magas de Ribó, quiero a los Reyes Magos tradicionales”.

La proclamación tuvo lugar en un abarrotado Auditorio Mar Rojo e instalaciones aledañas del Oceanográfico y al acto han acudido, entre otros, el eurodiputado Esteban González Pons, que fue primera opción del partido para la alcaldía de Valencia y que probablemente repetirá como cabeza de lista a las elecciones europeas, y el expresidente de la Generalitat Valenciana Alberto Fabra que se llevó la gran ovación al darle las gracias Maria José Catalá “por todo”.

En sentido similar, haciendo hincapié en su trayectoria intervinieron los candidatos de Alicante y Castellón, Luis Barcala y Begoña Carrasco .

El separatismo no está en el ADN valenciano

Bonig ha defendido la España de las Autonomías porque “la España descentralizada nos ha dado unos magníficos resultados, y no tienen cabida las tesis separatistas catalanas que nunca formarán parte del ADN del pueblo valenciano”.

PSPV, Compromís y Podemos, ha proseguido Bonig, “están intentando construir una Comunitat Valenciana irreal y el PPCV proponemos edificar una que mire hacia Europa, que no sea provinciana, que defienda la agricultura, el agua, las infraestructuras y el cambio de modelo de financiación”.

Isabel Bonig ha agradecido finalmente al presidente nacional, Pablo Casado, “el apoyo a la Comunitat ahora y siempre, por ser valiente” y ha vaticinado que “esta tierra, como siempre, te va a llevar a la Moncloa”.

Y también se ha mostrado convencida que Barcala, Català y Carrasco “gobernarán en las tres capitales de la Comunitat” y ha tenido un especial agradecimiento al presidente de la gestora de Valencia ciudad, Luis Santamaría y al portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Valencia, Eusebio Monzó, “por su generosidad y su trabajo”.