Reitera que el PSOE quiere un Gobierno de orientación socialista, eso sí abierto a independientes

Y asegura que no le gusta el término «coalición», aunque admite que Podemos es su «socio prioritario»

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha asegurado que su partido no contempla formar una coalición con Unidas Podemos, pero no descarta que alguno de sus representantes pueda entrar en el Ejecutivo de Pedro Sánchez, tal y como viene reclamando el líder de la formación morada, Pablo Iglesias.

En una entrevista en Antena 3, Ábalos, que se encarga de las negociaciones del PSOE para la investidura y la formación del nuevo Gobierno, ha señalado que el término «coalición» no le gusta y que además, no tiene sentido porque ambas formaciones no suman mayoría absoluta, algo que sí ocurre con Ciudadanos.

«El término coalición no nos gusta. Podríamos en un momento dado plantearnos la incorporación de miembros de otras formaciones, en este caso de Podemos, pero no bajo la fórmula de la coalición», ha explicado.

Sin embargo, Ábalos ha vuelto a resaltar que el PSOE aspira a un gobierno de orientación socialista, eso sí abierto a independientes, aunque ha reconocido que Unidas Podemos es «un socio programático prioritario».

Acordar «programas de transformación»

En este sentido, ha insistido en que para el PSOE es más importante «acordar programas de transformación social que presencias en el Gobierno».

A la pregunta de si el presidente en funciones Pedro Sánchez había ofrecido un ministerio a la expresidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz, Ábalos lo ha desmentido y ha dicho que no se ha planteado eso ni ningún otro cargo importante en Madrid.

Sobre pactos con Ciudadanos, Ábalos se ha mostrado confiado en alcanzar acuerdos con la formación de Albert Rivera para gobernar en algunas comuninades como Catilla y León. De hecho, ha reconocido que ha mantenido conversaciones telefónicas con el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, para «emplazarse a hablar sobre pactos postelectorales.

Ábalos ha instado a Cs a replantearse su estrategia, «pensar en sus intereses y en qué quieren ser de mayores» porque si finalmente optan por subordinarse a los populares «se convertirán en un instrumento accesorio». Para Ábalos, Cs «no puede ser la bisagra entre la derecha y la ultraderecha».