Rus desafía a Fabra: La limpieza la harán los jueces

El presidente de la Diputación de Valencia y diputado del PP en Les Corts, Alfonso Rus, ha asegurado este jueves que “no votaría” la expulsión del grupo parlamentario popular de la exconsellera de Turismo y alcaldesa de Novelda, Milagrosa Martínez, cuyo juicio como acusada por la pieza separada del ‘caso Gürtel’ por las adjudicaciones de Fitur comienza el próximo 31 de marzo. “La limpieza la harán los jueces”, ha dicho.

Rus se ha pronunciado de esta manera en los pasillos de Les Corts tras la sesión de control al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, quien advirtió hace unos días de que no es compatible estar sentado en un escaño y en un banquillo ante un tribunal.

Respecto a la situación de Milagrosa Martínez, Rus ha afirmado que “hay juicio oral, y qué. El diputado provincial de Chiva tuvo juicio oral y me decían que se tenía que ir, pero ganó y si se hubiera ido, no sería diputado ni alcalde”, ha indicado.

“Esa es mi línea”, ha remarcado el dirigente popular, que ha lamentado que aquí “cuando uno está imputado va todo por los aires”. De esta manera, se ha preguntado por qué debería cambiar su línea de pensamiento, solo “porque alguien crea que queda mejor ante los medios de comunicación decir que tienen razón”.

Rus ha apuntado en este sentido: “cuando la prensa pida disculpas a los que han estado imputados y llegado el momento le han dicho que no es culpable, a partir de ahí cambiaré de idea. Pero, mientras no se demuestre lo contrario, un imputado no es culpable“, ha afirmado.

Preguntado por si este mensaje se lo ha transmitido al presidente de la Generalitat, Rus ha contestado que lo comunica a la prensa. “Lo digo donde lo digo. Nunca me escondo”, ha agregado. Así, ha dicho que hace “caso” de la línea roja marcada por Fabra porque “soy respetuoso con el partido” pero ha insistido: “mi opinión es mi opinión, y cuando uno tiene criterio no es que sea bueno o malo”.

Alfonso Rus ha recordado que él le imputaron siendo alcalde “y venían las elecciones”. En ese momento, “el fiscal tenía guardado bajo la mesa, sin enviar a Fiscalía” el auto de imputación, y un medio de comunicación “lo sabía antes que yo”. “Pasaron las elecciones, no me llamaron y lo archivaron. A partir de ahí, no me creo nada“, ha apostillado.