Renfe Cercanias Valencia una chapuza a punto de estallar

La red de Renfe cercanías Valencia tiene un servicio tan pésimo que en las ultimas semanas se han visto hasta protestas en los andenes de la estación de Renfe Nort. Esto es debido a que el servicio lejos de mejorar, cada vez empeora más.

Las cifran engañan, los hechos no

Desde el Ministeriod e Fomento se han anunciado planes a varios años vista de inversión. Incluso el Ministro de Fomento, el valenciano José Luis Ábalos a su llegada al Ministerio reconoció que esta red era mediacre y de las peores de España. Su llegada al entonces Ministerio de Fomento se produjo el 7 de junio del 2018. Ya son 18 meses y lejos de mejorar, al red empeora.

La peor red de cercanías en España

Hace escasas fechas se publicaron los datos de cercanías de la red de Renfe. La de Valencia es la red con más cancelaciones de trenes, casi un 10%. Además, la más impuntual de todas.

Esto se produce por la falta de maquinistas principalmente, pero también en el material rodante, los trenes, cuya antigüedad es de las mayores de España.

Muchos planes de inversión que se quedan en nada

El propio ministro Ábalos presentó un ambicioso plan de infraestructuras ferroviarias. Un plan a cinco años por el que la inversión se priorizaba en la red de cercanías. Esta red se fijaba en las grandes carencias de la red de Valencia y apuntaba soluciones.

Ni las soluciones ni las inversiones llegaron. De hecho estamos en el mismo punto que hace 18 meses. Cada vez peor, y con los usuarios cada vez más cabreados.

Cancelaciones contínuas y retrasos impropios

Las cancelaciones rondan ya el 10% de los trenes proyectados, dejando a muchos usuarios al borde de un ataque de nervios. pero además, los retrasos son constantes. El problema es que si el retraso del tren de cercanías no supera la hora no tienen obligación de la devolución del importe del billete por servicio deficitario.

Pero cada vez son más los usuarios y colectivos que apuntan un problema a presión a punto de estallar. Son muchos los valencianos residentes en Valencia o en las cercanías que realizan el trayecto al trabajo o a esudiar en tren. Es raro el caso del ususario que no ha llegado tarde por culpa de Renfe en el último mes.

Enric Morera, en Cortes Valencianas preocupado y ahí se queda todo

De hecho, en el encuentro con al prensa de navidad, se le preguntó al president de Les Corts y dijo estar muy preocupado por este asunto. «Son cada vez más los alcaldes que llaman con quejas y parece que el servicio es cada vez peor». pero la realidad de su partido, Compromis, es que si bien se queja en el Senado y Congreso, no ejerce ninguna medida de presión al PSOE, al que votó Sí en la investidura sin exigir soluciones concretas y reales a este problema.

Los ciudadanos los prejudicados como siempre

Como los cargos electos disponen de chofer y servicio oficial de transporte, desconocen la magnitud del problema, pero esta seman ya se han conocido dos conatos de rebeldía en los andenes. Ha tenido que actuar la seguridad para erradicar las protestas que cada vez van a más. Pero así nos quedamos siempre.

«Esto es intolerable» se oye una y otra vez de alcaldes, diputados e incluso desde la Generalitat Valenciana. Pero nadie coge el problema y lo afronta. Ni el PSPV ni Compromís son capaces de organizar una manifestación en la puerta del Ministerio de Ábalos, no vaya a ser que se vengue y les saque de la foto. el miedo a las represalias hace que ambos socios de gobierno en la Generalitat y en muchos ayuntamientos, consientan y al fianl, los perjudicaos son siempre los ciudadanos.

Muchos otros problemas

Otros de los problemas es que no todos los trenes están adaptados a persoans con movilidad reducida. De hecho bastantes de ellos siguen sin estarlo. Un aco impropio de un gobierno que se autodenomine «progresista». Esto ha causado fricciones en usuarios principalmente en sillas de ruedas.

pueblos en euskera desconocidos en Valencia, en la línea Valencia Nort-Gandia

También las pantallas de los ternes muestran pueblos inexistetes o en idiomas como el euskera, en territorio valenciano. Un no parar de problemas que colmatan la paciencia de los usuarios.

Ni maquinistas suficientes y en muchas estaciones se van a suprimir la venta de tickets personal. El problema es que las máquinas los billetes de más de 20€ no los suelen coger. Además, en demasiadas ocasiones hay problemas por falta de cambio en las máquinas expendedoras automáticas.

El servicio que se da al área metropolitana de la tercera capital de España es más propio de cualquier país tercermundista. Luego las autoriades abogan por coger un servicio público de transporte que ni es barato, ni eficiente y deja mucho que desear. Siempre empezamos la casa por el tejado, y nadie pone soluciones.