Puig reivindica un nuevo marco normativo que favorezca la inversión y permita la contratación exprés de proyectos del Plan de Recuperación financiado por la UE

En la 22 Conferencia de Presidentes Autonómicos, que se ha vuelto a realizar de manera telemática con el Presidente del Gobierno y que se ha alargado por ma´s de 6 horas, Puig ha reivindicado una mayor flexibilidad de la administración.

El president de la Generalitat, Chimo Puig, ha reivindicado la aprobación de un nuevo marco administrativo estatal “más flexible” que favorezca la inversión pública y privada y que permita impulsar “un procedimiento exprés” de contratación para agilizar los proyectos vinculados al Plan de Recuperación financiado con recursos europeos.

Institucioens Públicas como motor de la economía

En su intervención en la XXII Conferencia de Presidentes, celebrada por videoconferencia este viernes, Chimo Puig ha trasladado esta petición al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Puig considera que las instituciones públicas tendrán un valor crucial en los próximos meses como motor de la economía, por lo que es preciso que exista una nueva normativa que agilice y dé rapidez a los procedimientos de contratación para ganar en eficiencia. “Todo el control, pero toda la agilidad”, ha añadido.

Además, también ha solicitado el mantenimiento de los ERTE para salvar puestos de trabajo y empresas, así como un espacio único europeo que garantice, con un protocolo único, la movilidad, con el fin de mitigar daños al turismo y al comercio exterior.

Recuerdo a la víctima de violencia de género

Así lo ha explicado en una declaración institucional posterior, que ha iniciado mostrando su “tristeza, rabia e indignación” por el último asesinato machista de Yésica, a la que “hemos perdido -ha señalado- por una antigua y terrible pandemia que nos hace fracasar como sociedad: el terrorismo machista”.

El curso escolar ha centrado gran parte de la atención de la Conferencia

Tal y como ha explicado el president, el inicio del curso escolar ha centrado la cumbre autonómica. A este respecto ha recordado que la Comunitat está preparada para un inicio de curso presencial seguro y dispone desde julio con un plan de vuelta a las aulas acordado con toda la comunidad educativa.

Ahora es la hora de volver a los colegios, a los institutos, a las universidades. Así lo están haciendo los países de nuestro entorno también afectados por la pandemia, porque un país desarrollado que cree en la igualdad de oportunidades no se puede permitir –ni en las circunstancias actuales- mantener cerradas las aulas de una manera indefinida”, ha defendido.

“Tenemos que evitar una ‘Generación Coronavirus’”

La sociedad no se puede permitir “una generación de jóvenes con la escolaridad marcada por la pandemia”, ha señalado Puig, que ha agregado: “Tenemos que evitar una generación perdida, una ‘Generación Coronavirus’ en la educación”. “Ningún virus nos hurtará ese horizonte de igualdad que permite la educación”, ha proseguido el president, porque “el futuro de los valencianos está ahí, en las aulas”.

Por todo ello, ha agradecido a la comunidad educativa “el gran esfuerzo que está realizando en este tiempo complejo”. “Los 60.000 trabajadores y trabajadoras de la sanidad pública valenciana llevan medio año dando una lección de servicio público con un trabajo admirable. Estoy seguro de que, a partir de esta semana, toda la sociedad se sentirá todavía más orgullosa” de los y las 76.000 docentes que harán posible la reanudación de la actividad educativa.

Retos fundamentales de las Administraciones Públicas: dar seguridad y estabilidad

Además, el president ha defendido en la conferencia de presidentes y presidentas que “la política no puede dimitir de su responsabilidad” en esta pandemia. “No podemos mirar solo a los técnicos, a los expertos, a la ciencia”, ha remarcado.

Por ello, ha señalado como retos fundamentales, la necesidad de “dar seguridad y estabilidad”. El jefe del Consell, ha vuelto a reivindicar en este contexto la aprobación de un sistema de financiación autonómica “justo”.

Presupuestos con el máximo respaldo

Además, ha apelado a “la exigencia ética de que se aprueban unos Presupuestos Generales del Estado con el máximo consenso del Parlamento” y ha añadido: “También en las comunidades autónomas necesitamos el máximo apoyo posible en los presupuestos autonómicos”, acuerdos “que superan la aritmética preestablecida de los gobiernos”.

El responsable del Consell ha subrayado, por otro lado, que “la política tiene que permitir la renovación pendiente de los órganos constitucionales, porque es “inmoral el bloqueo de instituciones fundamentales en la situación actual”. “Por eso pido –por responsabilidad institucional–, que se acabe ya con el filibusterismo irresponsable. Que se acabe con el partidismo”, ha afirmado.

No hay que ser alarmistas, sólo ser responsables

El president también ha planteado la relevancia de “no confundir con mensajes equívocos a la población”. “No estamos en una situación similar a la de marzo. Ni relajación ni catastrofismo. Seamos ponderados y no nos dejamos llevar por el altavoz de alguna comunidad y de su situación particular”, ha declarado.

El president ha transmitido en este punto un mensaje de “confianza y tranquilidad” respecto a la situación sanitaria de la Comunitat Valenciana, la quinta autonomía con la tasa más baja de incidencia de COVID-19. En este sentido, ha aludido a que, por cada 100.000 habitantes, España tiene 213 casos; Madrid, 467 casos y la Comunitat Valenciana, 129 casos.

Aun así, en absoluto nos podemos relajar, pero conviene huir del alarmismo”, dado que “la actual situación es muy diferente a la primera oleada del virus”. El president se ha referido así a datos que lo apoyan, como la tasa de letalidad, que ha caído del 8,3 al 0,25%; la ocupación hospitalaria, que ha bajado del 20% al 3,7% y la ocupación de las UCI, que se ha reducido del 57% al 7,6%.