Puig destaca que el alto nivel de tecnificación de Ford Almussafes permite a la planta valenciana entrar en el mercado “más exigente” del automóvil

Puig destaca que el alto nivel de tecnificación de Ford Almussafes permite a la planta valenciana entrar en el mercado "más exigente" del automóvilPuig destaca que el alto nivel de tecnificación de Ford Almussafes permite a la planta valenciana entrar en el mercado "más exigente" del automóvil

Subraya que la factoría valenciana proveerá de 100.000 motores en 2019 a la planta canadiense de Ford en Oakwille

El president ha intercambiado experiencias sobre conocimiento especializado con la ministra de Educación Superior y Desarrollo de Habilidades de Ontario

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha resaltado que el elevado nivel de tecnificación existente en la factoría de Ford Almussafes ha permitido a la planta valenciana consolidarse en el mercado “más exigente” del automóvil, que es el norteamericano.

El jefe del Consell ha realizado estas declaraciones este martes durante una visita a la factoría de Ford ubicada en Oakwille, dentro del área metropolitana de Toronto, con una superficie de 507.622 metros cuadrados y cuya plantilla asciende a 4.600 trabajadores.

visita a la factoría de Ford ubicada en Oakville

visita a la factoría de Ford ubicada en Oakville

Uno de los modelos que se producen en la actualidad en esta planta es el Ford Edge, todoterreno al que irá destinado el nuevo motor Maverick que comenzará a fabricarse en serie a partir de abril de 2018 en la factoría de Ford Almussafes.

“Para nosotros supone comprobar exactamente una realidad: que Ford tiene en Valencia una de las mejores factorías”, ha subrayado el president, quien también ha avanzado que para el año 2019 Almussafes proveerá de 100.000 motores a la planta de la factoría ubicada en Oakwille con destino al mercado norteamericano.

El president, que ha expresado su satisfacción por esta decisión de la compañía, ha resaltado que precisamente el mercado norteamericano es el que tiene “una mayor autoexigencia en el automóvil” por ser la “patria” de este producto.

En concreto, según las previsiones, la planta valenciana fabricará 1.500 motores diarios del modelo Maverick que irán mayoritariamente destinados a los mercados de Canadá y Estados Unidos. El lanzamiento del motor está previsto para el 9 de abril de 2018, aunque la producción ya se encuentra en fase de pruebas desde octubre de este año.

Tras recorrer las instalaciones de la planta de Oakwille, Puig ha incidido también en que el nuevo escenario abierto tras el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá (CETA) posibilitará el intercambio comercial en el sector automovilístico.

“En esta factoría van a recibir los motores que se producen en Almussafes, pero también habrá vehículos que ahora se producen aquí y que llegarán a la Comunitat Valenciana, porque el comercio siempre es de ida y vuelta”, ha indicado al respecto.

Este martes, el president, que ha estado acompañado durante toda la jornada por el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafa Climent, se ha reunido también con la vice primera ministra y ministra de Educación Superior y Desarrollo de Habilidades de Ontario, Deb Matthews, con la que ha intercambiado experiencias en materia de conocimiento especializado.