VOX ha presentado una propuesta no de ley en la Asamblea de Madrid

PP y Cs la han criticado por falta de competencias pero finalmente la han apoyado

El pleno de la Asamblea de Madrid ha aprobado este jueves, con el apoyo de PP y Ciudadanos, una proposición no de ley de Vox en la que insta al Gobierno a ilegalizar a los partidos separatistas.

PP y Ciudadanos han votado a favor, mientras que el PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos se han mostrado en contra, informa Efe.

El texto de la proposición no de ley presentada por el partido ultraderechista pide que el Gobierno proceda a la ilegalización «inmediata» de los partidos separatistas que atenten contra la unidad de España.

La moción también solicita que el Gobierno regional inste a la Unión Europea a inscribir a los autodenominados Comités para la Defensa de la República (CDR) en la lista de organizaciones criminales y terroristas.

De este modo se proceda de inmediato a suspender cualquier pago o subvención que pudieran estar percibiendo, así como cualquier otra asociación u organización que tenga relación directa o indirecta con los mismos.

La ilegalización de los partidos que se manifiesten a favor de la independencia de sus territorios es una de las propuestas del programa de Vox para las elecciones del 10N.

Su líder, Santiago Abascal, volvió a exponerla en el pasado debate de los cinco principales candidatos a la presidencia del Gobierno.

Críticas de PP y Cs, pese a votar a favor

PP y Cs, pese a votar a favor, han criticado la iniciativa de Vox porque el Ejecutivo regional no tiene competencias en la materia.

Desde el PP, la viceconsejera de Justicia, Yolanda Ibarrola, ha remarcado que en España «los gobiernos no ilegalizan partidos afortunadamente», sino que inician el procedimiento ante el Tribunal Supremo.

Ibarrola ha criticado además el «tinte electoralista» de la iniciativa pese a que su grupo comparte «la finalidad perseguida».

La diputada de Ciudadanos Araceli Gómez ha destacado que la Ley de Partidos «lo único que prohíbe» son los fines que constituyan un ilícito penal y ha defendido la libertad «de expresión y de pensamiento» y el «pluralismo político», dentro del marco institucional sin infringir la legislación penal.

Gómez ha advertido a Vox que «está sobre la mesa el debate de su propia ilegalización por atentar contra el ordenamiento jurídico, contra valores constitucionales como la igualdad y la no discriminación».

Por su parte, el parlamentario del PSOE José Manuel Uribes ha calificado la proposición de «improcedente formal y legalmente».

«Se lo hemos dicho por activa y por pasiva a los independentistas y ahora hay que decírselo a ustedes: en una democracia de verdad las ideas no delinquen, salvo que expresen odio; delinquen los hechos, no las palabras.

Esta es la grandeza de nuestra democracia constitucional», ha concluido.

El portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyá, ha acusado a Vox de pasar «una línea roja» con la presentación de esta iniciativa, al querer «ilegalizar» a partidos como PNV y Compromís.

«Es un esperpento político y esperpento legal», ha sostenido.

El diputado de Unidas Podemos Jacinto Morano ha reprochado al partido ultraderechista que soliciten la incorporación de los CDR en la lista de organizaciones terroristas «sin ninguna condena por esas actividades, ni acusación formal».

En su intervención, Morano ha mencionado un texto del Código Penal de 1944, que hace referencia a ilegalizar a organizaciones que atenten contra la unidad de España.

«Si proponen rehabilitar una normativa de Franco y Mussolini eso se llama fascismo«, ha sostenido.

Debería cundir el ejemplo en otras regiones y otros parlamentos. Al final lo esperado llegaría.