Podem reclama que el valenciano se respete como herramienta cultural y no se use para dividir.

Podem reclama que el valenciano se respete como herramienta cultural y no se use para dividir.Podem reclama que el valenciano se respete como herramienta cultural y no se use para dividir.

La senadora Vicenta Jiménez y Àngels Varó, responsables del área de Vertebración Territorial e Inclusión Lingüística de Podem, han querido aprovechar el Día dels Drets Lingüístics para reclamar respeto al valenciano como herramienta cultural y, sobre todo, que deje de usarse «para dividir, en lugar de la que es su función principal, que es unir y servir de vehículo de toda una tradición cultural».

«Todos los valencianos y valencianas tienen derecho a saber al menos las dos lenguas cooficiales y una extranjera, como el inglés,» ha explicado Jiménez, «ese derecho debería superar de una vez ese debate estéril e interesado que ha servido tradicionalmente sólo para enfrentarnos.»

«Hay que insistir en las políticas de promoción y normalización de una lengua que ha sufrido un proceso de minorización y persecución durante muchos años», continúa la senadora, «tener dos lenguas es un patrimonio cultural añadido que no debe utilizarse de forma partidista para dividirnos como hace el Partido Popular de forma sistemática.»

Àngels Varó desempeña las funciones de responsable del área de Inclusión Lingüística en el área de Vertebración coordinada por la senadora Vicenta Jiménez y ha abundado en los problemas derivados del maltrato secular de la lengua autóctona: «en las sociedades bilingües o plurilingües, el ideal es que las diversas lenguas tengan la misma consideración social. Sin embargo en el País Valenciano estamos lejos de este ideal. Mucha gente habla castellano al salir a la calle, en las reuniones o asambleas, en los mítines… en cambio, en entornos familiares o de amistades, hace uso del valenciano. Esto ocurre porque no le damos el mismo valor social a nuestras lenguas.»

«Para revertir esta situación, hablamos de inclusión, es decir, de eliminar trabas que dificultan vivir en valenciano,» ha recalcado Varó, «una gran ganancia para la sociedad valenciana sería incorporar a su identidad la riqueza que aporta la diversidad lingüística y cultural del País Valenciano y los poderes públicos deben poner los medios necesarios para que no se produzcan ni marginaciones, ni discriminaciones, ni agresiones por el hecho de vivir en nuestra lengua materna.»

Desde Podem no han rehuido la responsabilidad individual de los hablantes en el mantenimiento del valenciano. «Se trata de respetar el uso de la lengua minorizada y, incluso, de promocionarla para llegar a ese ideal de igualdad en cuanto a la consideración y uso de las dos lenguas, valorando positivamente la diversidad,» concluía Varó.