Sánchez se reunirá con Casado, Rivera e Iglesias la próxima semana para analizar la situación política tras el 28A

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se reunirá la próxima semana con los líderes de PP, Pablo Casado, Ciudadanos, Albert Rivera, y Podemos, Pablo Iglesias, para analizar la situación política tras la celebración de las elecciones generales del pasado 28 de abril.

Moncloa ha informado de una primera reunión con el líder de la oposición el el próximo lunes, 6 de mayo, a la 13:00 horas. Al día siguiente, Sánchez recibirá, a las 11:00, a Rivera y, a las 17:00, a Iglesias, siguiendo el orden de representación obtenido en los últimos comicios. En esta primera ronda de contactos, Sánchez no ha citado al líder de Vox, Santiago Abascal, como tampoco al resto de fuerzas que han obtenido escaños: ERC, Junts per Catalunya, PNV, EH Bildu, Coalición Canaria, Navarra Suma, Compromís y PRC.

Los líderes de las cuatro principales formaciones se verán así las caras después de la contienda electoral que supuso el triunfo del PSOE, el hundimiento del PP, la subida de Ciudadanos a tercer fuerza política y la caída de Podemos a la cuarta posición; y lo harán a días de que se abra una nueva batalla: la de las elecciones municipales, autonómicas y europeas, cuya campaña arranca el próximo viernes 10 de mayo.

Este mismo miércoles el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha vuelto a abogar por un gobierno «de coalición, estable, de izquierdas y dialogante» en un artículo publicado en El País.

Primer escollo de la legislatura, la constitución de la Mesa del Congreso

Todo apunta, y así lo ha reconocido el propio PSOE, a que las negociaciones puras para buscar los apoyos para el gobierno en solitario que, en principio, quiere conformar Sánchez arrancarán más adelante debido a la inminente nueva campaña, aunque en esos quince días de mítines, actos políticos y petición de nuevo del voto se tendrá que cerrar la composición de la Mesa del Congreso, primer escollo de la legislatura, con la fecha límite del 21 de mayo, a cinco días de la celebración de las siguientes elecciones del domingo 26 de mayo.

En esa punto, se darán pistas sobre las alianzas en las que piensan apoyarse los socialistas, que tienen varias sumas posibles para alcanzar un acuerdo de investidura o de gobierno. Por un lado, la poco probable suma PSOE y Cs, que supera la mayoría absoluta al obtener 180 diputados juntos; que es exactamente la misma suma que dan juntos otras tres fuerzas: PSOE, Unidas Podemos (sumando a En Comú Podem) y ERC.

En un fragmentado Congreso con 14 formaciones políticas, Sánchez se queda a un escaño de no necesitar a ERC y JxCat, si le apoyasen Unidas Podemos, En Comú Podem, PNV, Coalición Canaria, Compromís y PRC, con los que sumaría 175. Con esta última opción Sánchez necesitaría de una abstención, donde se necesita tener más síes que noes.