Moragues: “El esfuerzo está hecho, hemos tocado hueso”

El conseller de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues, ha asegurado que el Consell “no va a adoptar medidas adicionales en el Plan Económico Financiero” (PEF) que formulará para 2014-2015, sino que incluirá “los presupuestos de la Generalitat para 2014, donde se contempla un escenario de gastos e ingresos sin que eso suponga medidas adicionales”. “El esfuerzo ya lo hemos hecho, hemos tocado hueso y ahora la reducción del déficit tiene que venir por la vía de los ingresos y el Ministerio ha alabado nuestro esfuerzo y es conocedor de nuestra realidad”, ha recalcado.

Así lo ha señalado a los periodistas antes de presentar el libro ‘Seguridad para tod@s en la Sociedad de la Información’, preguntado por si habrá nuevos ajustes para recortar mil millones de euros.

Moragues ha recalcado que “los recortes han pasado ya a la historia” y que “ahora no es una etapa de recortes, eso es historia, el presente es recuperación económica y bajada de impuestos”.

“En ningún caso hablamos de recortes, sino de conseguir eficiencia, lo que es una obligación para todas las administraciones publicas es prestar los mismos servicios a la misma calidad o mayor al menor coste posible, pero eso no significa recortes”, subraya.

Según Moragues, “parece que se asocie el PEF a reducción de gastos y a recortes, pero cuando se habla de PEF se habla de medidas de ingresos y de gastos y en los presupuestos de la Generalitat para 2014 hay unos estados de ingresos y de gastos cuadrados en ese sentido, basados principalmente en ingresos extraordinarios”. “El PEF puede venir también por la vía de ingresos”, ha insistido.

Así, mantiene que “la reducción del déficit tiene que venir por la vía de obtención de ingresos extraordinarios o bien con optimización de activos de la Generalitat y su sector público o bien a través de algún tipo de ingreso extraordinario que cubra los servicios públicos básicos de educación, sanidad y bienestar social”, ya que “el ingreso ordinario cubre apenas el 89 por ciento de sanidad y educación”.