España entra en periodo electoral con una dura pugna entre los partidos en un escenario absolutamente polarizado y con bloques enfrentados de cara a unas elecciones generales con un resultado muy difícil de prever por el alto número de indecisos, a los que han apelado directamente la mayoría de candidatos.

Las formaciones políticas han arrancado este jueves a las 00:00 la campaña oficial vendiéndose como «voto útil» y llamando a la movilización con doble estrategia: venderse como la mejor opción para el país y apelar al miedo para impedir que gobiernen los rivales, conscientes de que todo apunta a una mayor fragmentación en el Congreso que hará más complicados los pactos poselectorales.

Sánchez se erige como el único capaz de parar a las «tres derechas»

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, ha elegido una plaza emblemática para él, Dos Hermanas (Sevilla), para dar el inicio a los quince días en los que se decidirá todo. Ha insistido en este arranque en las ideas que viene planteando para que las encuestas, que lo sitúan como ganador de estos comicios, se hagan realidad el 28A. Con su lema «Haz que pase», ha vuelto a erigir a los socialistas como los únicos capaces de «parar a las tres derechas», en referencia a PP, Ciudadanos y Vox, porque si suman «van a hacer lo mismo que en Andalucía» y «está garantizada la confrontación territorial, los recortes y la corrupción».

Sánchez, acostumbrado a gestas dentro de su partido, ha llamado a «teñir España de rojo socialista» para llevar al PSOE a una victoria en unas generales once años después, y para ello ha apelado directamente a abstencionistas e indecisos. «Tienen que ir a votar los socialistas convencidos, pero también tenemos que dirigirnos a los que han decidido que no van a ir y a los que nos saben a quién van a votar les pido que confíen en el PSOE», ha dicho un Sánchez que aspira a gonernar en solitario.

En el día en el que el candidato del PSOE ha decidido participar en el debate a cinco de Atresmedia y rechazar la oferta de RTVE para participar en un debate a cuatro, ha

ELECCIONES GENERALES 2019: LOS CANDIDATOS ARRANCAN LA CAMPAÑA

El candidato del Partido Popular a la presidencia del Gobierno, Pablo Casado, acompañado por su esposa, y Adolfo Suárez Illana (2i) en el acto de inicio de campaña electoral. 

El candidato del Partido Popular a la presidencia del Gobierno, Pablo Casado, acompañado por su esposa, y Adolfo Suárez Illana (2i) en el acto de inicio de campaña electoral.

Además de a los indecisos, el candidato a la Presidencia, Pablo Casado, ha apelado a los exvotantes del PP- a los que «se sientan defraudados por  errores del pasado»-, y les ha pedido no hacer «juegos de ruleta rusa» en las próximas elecciones generales, alertando así de una posible fuga de votos a Cs y Vox.

Casado ha arrancado la campaña acompañado de su número dos, Adolfo Suárez Illana y bajo el lema ‘Valor seguro’. Tal y como inició su mandato en el PP, ha reivindicado a ese PP de verdad del que hace gala para recuperar a esos votantes desencantados. «Aquí está su PP, su partido, en el que pueden confiar y que no va a defraudar«, ha afirmado el líder ‘popular’, que ha elegido el Retiro de Madrid para dar el pistoletazo de salida, cerrando el mitin con el himno de España y con un «Viva España, viva el PP, y a ganar».

Ha mantenido la dureza de su discurso contra Sánchez hablando de «Gobierno traidor» que quiere convertir a España en un país en el que «los proetarras se ríen de las víctimas» y los secesionistas catalanes replican «que sí es sí» al «no es no» de Sánchez. Se ha referido al intento de boicot en Barcelona a la candidata número uno del partido por esta provincia, Cayetana Álvarez de Toledo, para hablar de ‘kale borroka’ catalana que quiere «amordazar» al PP «como hicieron en los días de plomo en el País Vasco».

Iglesias: «Llenemos las urnas de pequeñas verdades»

Con la coalición Unidas Podemos y tratando de remontar la profunda crisis en el partido, Pablo Iglesias ha arrancado la campaña en Madrid bajo el lema ‘La historia la escribes tú’ insistiendo en su discurso contra los poderosos, aunque en esta ocasión no ha citado a las «cloacas del Estado» a las que está dedicando gran parte de los mensajes electorales. En una tradicional pegada de carteles, acompañado de Alberto Garzón (IU), entre otros, el líder de Podemos ha pedido llenar las urnas el próximo 28A con «las verdades de un país al que los poderosos no le tienen que escribir la historia».

«Claro que se puede», ha clamado en el parque de Las Cruces de Carabanchel, emblemático distrito obrero de la capital, para insistir: «La mentira es una de las grandes amenazas de la democracia española. Y el próximo día 28, en las urnas, tiene que haber votos que se llenen de pequeñas verdades, de las verdades de la gente que tiene dificultades para llegar a fin de mes, de los jóvenes que han tenido que emigrar».

Ha dedicado sus primeras palabras a la detención de Julian Assange en Londres y ha apuntado a que el poder necesita de un mecanismo para funcionar y «ese mecanismo se llama la mentira».

holograma-Albert-Rivera-arranque-electoral
holograma-Albert-Rivera-arranque-electoral

Rivera y su holograma: «No necesitamos ir ni a izquierda ni a derecha»

El candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, ha sido el más original en el arranque de campaña hablando desde Pedraza (Segovia) en persona y en forma de holograma en un acto en Madrid.

Ha pedido el voto para «decir no a Sánchez y al separatismo» y ha afirmado que España no necesita «ir ni a izquierda ni a derecha» ni a volver a «tiempos de rojos y azules». Todo ello bajo su lema «Vamos ciudadanos» desde este municipio de Castilla y León, que representa la España vaciada, uno de los temas que se ha incorporado recientemente a las agendas electorales.

Acompañado de los primeros números de su lista, se ha comprometido a hacer una campaña mirando al futuro y pasando página al pasado.

Santiago Abascal
Santiago Abascal

Abascal: «Vox va a triunfar»

El candidato de Vox a la Presidencia del Gobierno, Santiago Abascal, ha vaticinado el triunfo de su partido en las elecciones y ha dicho que, sea cual sea el resultado, su partido ya ha ganado porque ha conseguido colocar «todos los debates prohibidos». En su línea de pescar al votante defraudado, ha dicho que Vox «es un movimiento de reacción ante el buenismo y en defensa del sentido común».

Como es habitual en sus mítines, Abascal ha hablado de «Reconquista» y apelado a la «defensa» y el «amor a la patria», para llamar a la «movilización de la España viva», su lema de campaña. Ha alertado de que «no se puede trocear en unas horas una herencia de siglos, no se puede tener 17 parlamentos y que los españoles tengan diferentes derechos en relación al lugar donde hayan nacido». Ha pedido no creer a los medios de comunicación  y a los partidos que solo lanzan «mensajes de miedo» y de «vienen los más ultras».