La vicepresidenta de la Diputación ha participado en la clausura del XIII Congreso Español de Sociología que ha acogido la Universitat de Valencia entre el 3 y el 6 de julio

El acto de clausura del XIII Congreso Español de Sociología, que este año ha tenido por anfitriona a la Universitat de Valencia, y a la Institució Alfons El Magnànim, que depende del área de Cultura de la Diputación, como uno de sus patrocinadores, ha contado con la intervención de la vicepresidenta de la Diputación de Valencia, María José Amigó, junto con el miembro del comité organizador del congreso, Miguel Ángel García Calavia, y del presidente de la Federación Española de Sociología, Manuel Fernández Esquinas.

La vicepresidenta ha destacado durante su turno de palabra que «los representantes de los ciudadanos, los que promovemos un determinado cambio social, necesitamos las investigaciones sociales para conocer exactamente sobre qué terreno operamos».

En este sentido, María José Amigó ha subrayado que «los sociólogos y los políticos somos necesarios, y es imprescindible que nos escuchemos mejor».

Amigó ha señalado también que «necesitamos sociólogos en las administraciones públicas, y de hecho, en la Institución Alfons el Magnànim-Centre Valencia d’Estudis i d’Investigació, tenemos un director que es sociólogo, y también en el Instituto de Ciencias Sociales , el profesor Antonio Ariño, y al frente de la revista Debates, el también profesor Joaquim Rius-Ulldemolins».

En este sentido, la vicepresidenta de la corporación provincial ha valorado que «en el Magnànim, que desde 1995 hasta 2005 había abandonado las ciencias sociales, ahora, como era lógico, las ha reanudado y ha editado un catálogo de obras monográficas sobre desigualdad social, educación, salud o energía nuclear, además de haber iniciado también una serie de traducciones de textos relevantes en el ámbito de la sociología».

El acto de clausura del XIII Congreso Español de Sociología se ha celebrado en la Sala Nexus de la Universidad Politécnica de Valencia.

El cierre ha sido el colofón de un congreso que entre el 3 y el 6 de julio ha acogido diversos simposios, sesiones especiales y debates en torno a temas como el bienestar social, la igualdad y la desigualdad, los procesos de integración y divergencia de las sociedades del sur de Europa, el futuro del trabajo y la educación, la cuestión del género, los problemas de la globalización, o la calidad de la democracia y el gobierno.