José Manuel Opazo: “La democracia directa permitiría mucho mayor respeto a la ciudadanía”

José Manuel OpazoJosé Manuel Opazo

José Manuel Opazo Quintas ha ido siempre a contracorriente. Rebelde por naturaleza. Nacido en Durango, cuarto de nueve hermanos, en los años 80 ingresó en la Guardia Civil, en una época en la que pertenecer a la benemérita en el norte de España era muy complicado.

Dejó el cuerpo para marcharse a Alemania, a Düsseldorf, y luego a Suiza para crear fortuna. Comenzó de peón de obra y fregando suelos en un centro comercial mientras estudiaba Formación Profesional para después estudiar Ingeniería Civil y, posteriormente, convertirse en empresario.

Hace unos meses sintió la necesidad de despertar conciencias y hoy ha conseguido movilizar a la ciudadanía, crear un movimiento cívico en pro de la unidad de España.

Con España Responde, Opazo busca conseguir fiscalizar al poder y lograr que la voz del pueblo sea escuchada.

¿Cuál fue el punto de inflexión tras el que decidió actuar?

El momento fue cuando Pedro Sánchez fue elegido presidente con los apoyos con los que lo consiguió. Creo que estamos en un momento difícil en la democracia española. Los partidos que quieren romper España han dado su apoyo a un partido para gobernar el país.

En ese momento entendí que esto se acababa y que la ciudadanía, de forma democrática, debía salir a la calle. Tenemos que dejar claro qué es lo que queremos pues estoy seguro que ni los votantes del PSOE quieren lo que están haciendo.

Tras ese primer momento… ¿Cuáles son los pasos a seguir?

He creado una estrategia y estoy dentro de ella. La primera parte es la movilización de la ciudadanía en varias ciudades de España.

Lo hemos logrado en Barcelona, ahora será en Valencia (18 de noviembre), el 1 de diciembre en Madrid y no acaba aquí ya que iremos también a Bilbao y otras ciudades.

Queremos que los partidos constitucionalistas se den cuenta que los ciudadanos quieren que aúnen fuerzas.

No voy a desvelar la estrategia que tenemos marcada pero los pasos a seguir son sencillos, a la vez que complejos. Pensamos que vamos a conseguir los objetivos porque nos hemos dado cuenta que la mayoría de la gente respalda el movimiento.

España responde manifestación en Barcelona

España responde manifestación en Barcelona

Objetivo de España Responde

Ya ha comentado que el fin de esto no es crear un partido político. ¿Cuál es el fin de este movimiento?

En España no hay modo de fiscalizar el mal hacer de los partidos. No se puede mostrar el malestar de la sociedad por las políticas que están realizando.

Actualmente, para tomar decisiones tienes que estar en un partido político.

Considero que para poder decir lo que se hace mal no debería ser así, la ciudadanía tiene que tener fuerza y aquí se le ha quitado la fuerza porque muchas de las asociaciones que existen son pantallas de los partidos políticos, las han convertidos en satélites, por lo que no cumplen su función.

¿Cómo es ese viaje que inicia?

La sociedad está concienciada de que es necesario movilizarse. El principal hándicap con el que nos hemos encontrado ha sido la neutralidad política.

Esto ha sido importante y difícil porque nos han querido vincular a diferentes partidos pero hemos demostrado que somos neutrales. España Responde no tiene vinculación alguna con nadie.

No comencé esto para iniciar un movimiento cívico sino para desbancar un gobierno e intentar concienciar de que está formado por gente que no ama la Nación.

Esto ha evolucionado a un movimiento y a partir de este momento es importante que yo deje de lado mi ideología y aglutine las cosas que este movimiento quiere.

¿Qué cosas pide la gente?

Llevamos como lema en este momento la ruptura de los pactos con los terroristas, con los separatistas y  preservar la unidad de España.

Estas son las cosas que buscamos y que nos está demandando la ciudadanía.

España ha perdido la dignidad a nivel internacional y debe recuperarla.

¿Qué más problemas tiene España?

Aquí en España no queremos entender que los políticos mismos deben decir a otros políticos que por ese camino no se debe de ir.

Uno de los problemas de España, del que se está hablando mucho últimamente, no es si debe haber o no autonomías.

El problema es que el Estado no tiene ningún instrumento para regular que haya normas que no se pueden recurrir y las autonomías, en muchas ocasiones, recurren por la vía judicial esas normas.

¿Cómo puede la ciudadanía controlar todo esto?

Mostrando su descontento pero es verdad que a día de hoy no hay instrumentos para demostrarlo. El movimiento cívico es el que debe hacer ver a los políticos que le pueden mover la silla.

Cambiar las cosas

Pero si la gente no crea un partido político no puede cambiar las cosas…

Sí se debería poder. Todo el mundo hace política. Las manifestaciones son política ya que la mayoría de los que acuden van a votar.

El asunto es que los partidos políticos no quieren escuchar estas voces de la calle.

Lo que no puede ser es que cuando un partido político entra en el Gobierno o coge una cuota de poder deje de escuchar al pueblo, cambia su discurso y no hay nadie que le recuerde que antes decía una cosa y ahora hace otra diferente.

¿Qué instrumentos propone para recordarle al político lo que decía antes de llegar a coger esa cuota de poder?

Daremos a conocer diferentes instrumentos que vamos a poner en marcha para poder recordarle a los políticos las cosas. No solo las movilizaciones en la calle, no se va a hacer un partido político de esto. Pero sí que se puede implementar un sistema para hacer que los políticos escuchen.

Por ejemplo, España Responde tiene un App. Si desde la aplicación se lanza una iniciativa y está tiene un gran respaldo por parte de la ciudadanía seguro que es escuchada.

El problema es que los grupos cívicos han acabado siendo, en muchas ocasiones, ‘prostituidos’. En este momento el movimiento va contra este presidente y esta tendencia política.

Si hay un cambio y se hacen mal las cosas, el movimiento irá contra el que lo esté haciendo mal sea del color que sea.

¿Con qué apoyos cuenta José Manuel Opazo?

No estoy solo. Cada vez hay más gente unida a España Responde. De momento la financiación corre de mi cuenta pero cada vez tenemos más personas decididas a hacer donaciones para que no se reciban presiones y seamos independientes.

Todo esto va encaminado a que se cree una manera de hacer democracia directa que pueda hacer ver al político el sentir del pueblo. Ahora mismo hay montado un entramado para evitar que la ciudadanía tenga el poder de decisión y eso hay que cambiarlo.

¿Cómo se cambia ese entramado?

Hay que señalar que la democracia directa permitiría mucho mayor respeto a la ciudadanía ya que cualquier movimiento cívico serio podría hacer saltar a una persona a la presidencia del Estado ya hacer cambiar las cosas.

Ahora mismo tenemos una partitocracia.

Debes estar dentro de un partido, sometido a sus normas, haciendo lo que el partido dice. Por ello, cuando llegues al poder no puedes hacer nada de lo que decías porque el partido te impone lo que debes hacer.

Sabe que será un proceso largo…

Efectivamente, esto será un proceso largo pero si somos capaces de lograrlo desde la independencia cambiaremos las cosas.

Yo no quiero ser presidente del gobierno pero si quiero que haya instrumentos para que se puedan cambiar las cosas sin tener que depender de un partido político.

Buscamos hacer evolucionar a la democracia, hacer que esté más cercana al ciudadano. Que tengamos instrumentos para hacer ver al político el descontento.