En libertad Jorge Rodríguez, presidente de la Diputación de Valencia, y los otros cinco detenidos en la Operación Alquería

Jorge Rodríguez y los otros cinco detenidos siguen investigados por malversación y prevaricación El presidente de la Diputación, al que el PSPV sustituirá, califica de "barbaridad" la investigaciónJorge Rodríguez y los otros cinco detenidos siguen investigados por malversación y prevaricación El presidente de la Diputación, al que el PSPV sustituirá, califica de "barbaridad" la investigación
  • Jorge Rodríguez y los otros cinco detenidos siguen investigados por malversación y prevaricación
  • El presidente de la Diputación, al que el PSPV sustituirá, califica de “barbaridad” la investigación

Los seis detenidos en la Operación Alquería por corrupción en Divalterra, empresa pública de la Diputación de Valencia, han salido en libertad, según han informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana y sus abogados, aunque siguen investigados por malversación y prevaricación por irregularidades en la contratación de personal directivo de Divalterra. Todos se han acogido a su derecho a no declarar ante el instructor.

Se trata del presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez; su jefe de gabinete, Ricard Gallego; los cogerentes de la empresa Xavier Simón (PSPV) y Agustina Brines (Compromís), el letrado Jorge Cuerda y el asesor Manuel Reguart.

Los seis detenidos fueron trasladados a la Ciudad de la Justicia de Valencia poco después de las 16:00 horas y a las 18:15 horas ya habían terminado de declarar ante el titular del Juzgado de Instrucción número 9, que lleva el caso. Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, los seis investigados deberán comparecer en el juzgado cuando sean llamados.

Rodríguez califica de “barbaridad” la investigación contra él

Jorge Rodríguez, al que el líder de los socialistas valencianos y presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha propuesto sustituir por el vicepresidente de la Diputación valenciana, Toni Gaspar, y el PSOE le suspenderá de militancia, se acogió a su derecho a no declarar ante el juez, como han hecho los demás detenidos.

Los acusados salieron del juzgado de forma escalonada. Rodríguez ha salido sobre las 18.13 horas y ha atendido brevemente a los medios para señalar que la decisión que el PSPV ha adoptado sobre él es “bastante lógica” tras lo sucedido y se ha mostrado “muy tranquilo” al tiempo que ha calificado de “auténtica barbaridad” la investigación por una presunta malversación de dos millones de euros. “La desproporción ha sido absoluta”, ha recalcado.

“Le he dicho al juez que no se podía declarar en un caso bajo secreto de sumario; lo oportuno era esperar a conocer de qué se acusa”, ha manifestado, para reconocer que han sido horas muy complicadas.

La causa la lleva el Juzgado de Instrucción número 9 de Valencia e investiga presuntos delitos de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos a raíz de una denuncia interpuesta por la Fiscalía Anticorrupción de Valencia.

Operación Alquería

En la llamada Operación Alquería se investigan presuntas irregularidades en la contratación de personal de alta dirección en Divalterra, antigua Imelsa, en 2015. En esta actuación, agentes de la UDEF han practicado registros en la Diputación de Valencia, en las dos sedes de las que dispone el Ayuntamiento de Ontinyent y en la sede social de Divalterra.

El magistrado instructor autorizó también la entrada y registro en varias viviendas particulares, del presidente de la Diputación y de otros investigados.

La Diputación de Valencia tiene que celebrar un pleno para aceptar la renuncia de Jorge Rodríguez a la presidencia de la institución -que aún no ha sido presentada-, y en los diez días siguientes debe celebrarse una sesión extraordinaria para elegir el nuevo presidente, han indicado a Efe fuentes de la Corporación.