El PSPV exige al Gobierno un 250% más de inversión en 2018 para el plan de Cercanías y evitar que se retrase durante décadas

El PSPV exige al Gobierno un 250% más de inversión en 2018 para el plan de Cercanías y evitar que se retrase durante décadasEl PSPV exige al Gobierno un 250% más de inversión en 2018 para el plan de Cercanías y evitar que se retrase durante décadas
  • La diputada socialista Sandra Martín presenta una PNL en la que exige 183 millones de euros para este ejercicio frente a los 50 que ha contemplado el Gobierno de Rajoy
  • Martín recuerda que 2 de cada 3 ciudadanos de la Comunitat sufren al día los retrasos, cancelaciones y trenes masificados en la red de Cercanías por el maltrato al que somete el Gobierno a las infraestructuras valencianas

La diputada socialista en Les Corts Sandra Martín, responsable de Infraestructuras en el grupo parlamentario, ha presentado una Proposición No de Ley (PNL) para exigir al Gobierno central que incremente un 250% la partida destinada al Plan de Cercanías 2018-2025. “Con la cantidad ínfima que ha previsto el Gobierno de Mariano Rajoy, las infraestructuras prometidas por el ministro Íñigo de la Serna pueden retrasarse décadas”, ha advertido Martín para quien es necesario una partida de 183 millones para este ejercicio.

“Si realmente el PP considera que la Comunitat merece un sistema de Cercanías digno y eficaz, debe pasar de los 50 millones que ha previsto a 183 millones”, ha indicado la diputada socialista quien ha recordado que “cada día dos de cada tres ciudadanos de la Comunitat Valenciana sufren el maltrato a las infraestructuras ferroviarias por parte del Gobierno central”. “Los retrasos diarios, las anulaciones y los trenes masificados suponen una continua agresión a los derechos de miles de usuarios de las líneas de trenes de Cercanías de nuestra Comunitat”, ha reprochado Martín.

La diputada socialista ha recordado que el pasado mes de diciembre el ministro De la Serna presentó el Plan de Cercanías 2018-2025, que prevé 1.436 millones de euros, que fue muy bien acogido por los municipios afectados, así como por la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio. No obstante, ha reivindicado Marín, “para que ese proyecto se convierta en realidad hay que pasar de las promesas a los hechos y dotar con presupuesto económico suficiente para poder llevarlo a cabo”. Un hecho que, lamenta, “no se ha producido”, al contemplar sólo 50 millones, “una cantidad que es claramente insuficiente para su efectiva realización, ya que con este escaso ritmo inversor se necesitarían varias décadas para ejecutar el plan que contempla una ejecución para nueve años”.

Con todo, exige al Gobierno incrementar 133 millones la partida, lo que supone aumentar un 250% el presupuesto para 2018. Asimismo, también pide al Consell que exija al Ministerio de Fomento la convocatoria “extraordinaria y urgente” de la comisión de seguimiento del Plan de Cercanías 2018-2015”.