Los datos de la pandemia se encuentran completamente disparados en España. Ya son varias las comunidades Autónomas las que han solicitado el amparo del Estado para confinar en casa a sus ciudadanos.

Ayer se celebró el Consejo Interterritorial de Sanidad entre los consejeros de Sanidad y el Ministro Illa. En el mismo el Ministro de Sanidad les informó de que el Gobierno no aplicará de momento restricciones de confinamiento domiciliario a ningún territorio. Todo ello a pesar del fuerte agravamiento de la pandemia

Una tercera ola en marcha con hospitales saturados y la pandemia descontrolada

Esta tercera ola posterior a Navidad ya está en marcha. El problema es que desde la segunda no se ha relajado la tensión hospitalaria por lo que partimos de unos hospitales saturados por el COVID para afrontar esta tercera oleada.

Los datos se agravan por momentos y ya afectan a todas las Comunidades Autónomas. Pero el Gobierno entiende que las Comunidades Autónomas aún tienen margen de actuación respecto a sus competencias. De nuevo el estado descarga la responsabilidad en als Comunidades Autóomas y les carga con el gruesod e la pandemia.

Algunos gobiernos autonómicos como el de Murcia o Andalucía ya han anunciado nuevas medidas más restrictivas.

La Comunidad Valenciana ha superado la incidencia acumulada de 600 casos

Desde el pasado viernes que se situaba la Incidencia acumulada en los últimos 14 días en 393 casos por cada 100.000 habitantes no ha parado de ascender este dato. El lunes pasado se situada en 517 y el martes superaba los 590 casos.

Ayer la incidencia acumulada llegó a 609,88 casos por cada 100.000 habitantes.

Las hospitalizaciones se disparan

En el caso de la ocupación en los hospitales valencianos de camas por COVID es del 29%. pero es especialmente grave la ocupación de las UCIS, superando el 45% de las camas ocupadas por pacientes COVID. El riesgo extremo se estableció en el 25%. La Comunitat Valenciana casi lo duplica.

Ya se están derivando pacientes NO COVID a hospitales privados desde hace días. También se ha elaborado un protocolo por el que se suspenden todas las operaciones no urgentes. Además en algunos departamentos se han suspendido las consultas externas y hasta se están cerrando centros de salud para concentrar sanitarios.

Ante este escenario sólo cabe que Chimo Puig y la Consellera de Sanitat apliquen nuevas medidas.

El problema del Govern del Botanic

Los socios de Gobierno ni siquiera se ponen de acuerdo en qué medidas tomar. Mónica Oltra volvió a conceder esta misma semana una entrevista a una televisión nacional en la que mostraba su disconformidad, otra vez, con las medidas tomadas. Así, ella y Compromís abogan por un cierre total de la hostelería. También de los centros comerciales y lugares de reunión.

Podemos por su parte además de seguir las tesis de Compromís, añade la suspensión de las clases en todos los centros escolares.

El PSPV tiene la posición más laxa. En la que se intenta conjugar economía y salud, y espera la bajada de los datos que parece no se producirá.

esta semana y la que viene se augura una presión extra por las Navidades, con lo que habrán de tomarse nuevas medidas de no rebajar las cifras de la pandemia.