El escrutinio oficial de los resultados de las elecciones municipales del pasado domingo en la Comunitat Valenciana, que están llevando a cabo este miércoles las Juntas Electorales de Zona, ha conllevado cambios en la atribución de concejales de varios municipios valencianos, han indicado a Valencia News fuentes de los partidos políticos.

Es el caso de Massalfassar, en el escrutinio a pie de urna se atribuyeron 4 concejales a Compromís y 2 al PSOE (con lo que sumaban mayoría absoluta), 3 a Ciudadanos y 2 al PP, pero en el escrutinio oficial el PSOE pierde un concejal, que pasa a Demòcrates Valencians.

 

 

De esta forma, la suma de PP, Ciudadanos y Demòcrates daría 6 concejales – la mayoría absoluta del pleno de esta localidad de L’Horta Nord-, lo que podría arrebatar a Compromís la alcaldía que ostenta.

En Bonrepós i Mirambell, cuyo Ayuntamiento está formado por once concejales, el PP pierde uno de los cuatro concejales que se le adjudicaron el 26 de mayo y pasa a Compromís, con lo que el pleno municipal lo formarán 5 concejales del PSOE, 3 de Compromís y 3 del PP, lo que no altera la correlación de fuerzas.

En Paiporta, cuyo Ayuntamiento tiene 21 ediles, el pasado domingo se le adjudicaron 7 ediles al PP, 6 a Compromís, 6 al PSOE y 2 de Ciudadanos, pero ahora los populares ganan un edil a costa del PSOE, lo que reduce la diferencia entre el bloque conservador, que suma 10 escaños, y la izquierda, que suma 11, mayoría absoluta.

Además, el PP ha anunciado que este jueves va a impugnar ante la JEZ la mesa electoral de La Granja de La Costera, ya que asegura que uno de los vocales figuraba como candidato en la lista del PSOE.

En esta localidad de la comarca de La Costera, el 26 de mayo se adjudicaron 4 concejales al PSOE y 3 al PP por un único voto de diferencia: 107 los socialistas y 106 los populares