Carles Mulet: “Fabra debe aclarar qué sabía de los chanchullos de Valmor ya que hablamos de dinero público”

Carles Mulet: “Fabra debe aclarar qué sabía de los chanchullos de Valmor ya que hablamos de dinero público”Carles Mulet: “Fabra debe aclarar qué sabía de los chanchullos de Valmor ya que hablamos de dinero público”

Son indecentes las comunicaciones de correos electrónicos en los que se intuye que el propio President, hoy senador, era conocedor de presuntas irregularidades

El contenido de las pruebas halladas por la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera de la Policía Nacional (UDEF) deben ser aclaradas por el hoy senador aforado Alberto Fabra, ya que en su etapa de president fue cuando se resolvió el contrato de la compra de Valmor y la polémica Fórmula 1.

La ruinosa operación, solo sostenida por la megalomanía de los iluminados del PP del momento, nos dejó a los valencianos con un enorme pufo del que tenían terror acabara trascendiendo. Por eso, trataron de ocultar a la oposición el contrato firmado para evitar que se acabaran conociendo cláusulas que podrían no ser legales y que perjudicaban al erario. Vergonzosas fueron las imágenes de los principales jefes del PP, desfilando en Ferrari por València, en plena época de recortes y mientras un entramado de empresas pagaba siempre presuntamente las campañas electorales”, ha indicado el senador territorial, Carles Mulet, que ha reprochado que “se ocultaran graves perjuicios que acabamos pagando todos, achacables a la irresponsabilidad de esta formación”.

Compromís ha reclamado de nuevo el fin de los aforos, para que los principales protagonistas de estos episodios “no tengan ninguna clase de privilegios” y las investigaciones “puedan adelantar en los juzgados de València y discernirse las eventuales responsabilidades”. Para Mulet “es muy penoso el papel del PP en el Senado, que lo usa para dar una salida a gente vinculada con problemas judiciales por financiación ilegal de la formación, pitufeo, operaciones ruinosas para la autonomía o con discutibles actuaciones en materia de diplomacia con dictaduras como la de Siria, como hemos podido ver con el senador Pedro Agramunt, que ha sido obligado a dimitir de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, después de conocerse un misterioso viaje no autorizado por la Asamblea ni el Senado, para entrevistarse con el presidente sirio Bashar al Assad, días antes de que bombardeara a la población civil con gases. “Éste es el verdadero PP, el que incumple sistemáticamente las leyes, actúa de forma irresponsable con el dinero público y utiliza los cargos de manera muy oscura. Demasiado”, ha concluido.