La Audiencia Nacional ha rechazado el recurso del expresidente valenciano contra su procesamiento

El expresidente de la Generalitat valenciana y exlíder del PP en esta comunidad, Francisco Camps, se sentará finalmente en el banquillo de los acusados por un presunto delito de prevaricación administrativa por la adjudicación irregular de contratos a la empresa de la trama Gürtel Orange Market para el montaje de varios expositores en la feria de turismo de Fitur en 2009.

Camps será juzgado después de que la Audiencia Nacional haya rechazado el recurso de Camps contra su procesamiento en la pieza 5 de Gürtel, según han confirmado fuentes jurídicas.

La Fiscalía pide para el expresidente valenciano 2 años y 6 meses de cárcel, recuerda Efe.

La Audiencia Nacional en un auto conocido este martes rechaza el recurso contra el auto de procesamiento de Camps por parte del juez José de la Mata al considerar que han quedado acreditado los indicios de criminalidad que exige la ley para continuar las actuaciones judiciales contra el expresidente valenciano.

La Sala de lo Penal de la Audiencia señala que «ha quedado acreditado indiciariamente la participación directa y personal de Camps en la adjudicación irregular del stand de grandes eventos Fitur 2009 y que, de hecho, venía direccionando la adjudicación de la contratación de Fitur a favor de la empresa» Orange Market, de Álvaro Pérez, El Bigotes.

En el auto, se recuerda que los expositores que participaron en las reuniones anteriores a la ejecución de los contratos declararon que se les informó de que estos sería autorizados por Presidencia y que serían adjudicados a esta mercantil.

Del mismo modo, considera la Sala indiciariamente acreditada la estrecha relación entre Camps y Álvaro Pérez por la existencia de la importante deuda que el PP de Valencia tenía con Orange Market.

“Las adjudicaciones de contratos direccionados por Camps Ortiz se produjeron con la finalidad de ganar tiempo y calmar a Pérez Alonso ante los continuos requerimientos que hacía (presionado por Crespo y Correa Sánchez) para que se saldara la cada vez más voluminosa deuda del PP de la Comunidad Valenciana con Orange Market, que no era abonada, lo que creaba una situación difícil para la subsistencia de la empresa”, afirma el auto.

Álvaro Pérez y Costa apuntaron a Camps

La investigación contra Camps surgió del juicio de la rama valenciana de Gürtel, cuando algunos acusados, como Álvaro Pérez -el Bigotes- y el ex secretario general del PP valenciano Ricardo Costa, le apuntaron como responsable de adjudicaciones a Oranke Market, informa Efe.

A raíz de esas declaraciones, la Fiscalía instó la reapertura de la pieza de Gürtel relativa a esa empresa para investigar a Camps y el juez finalmente le procesó solo por esta adjudicación.

En su declaración luego ante el magistrado por estos hechos, el Bigotes afirmó que Camps le dijo que le daba el contrato de Fitur 2009 en noviembre de 2008 cuando iban juntos paseando cerca de la casa del expresidente valenciano.