Barberá es “absolutamente partidaria de la elección directa del alcalde”

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha asegurado este miércoles que es “absolutamente partidaria de la elección directa del alcalde” de una ciudad, una fórmula que implica “que el ciudadano se manifieste por los candidatos, por la persona”. Asimismo, ha precisado que este modo de elección “no se debe confundir con que sea alcalde la lista más votada tal y como la concebimos ahora”.

Barberá ha realizado estas declaraciones tras recibir al embajador de Reino Unido en España, Simón Manley, preguntada por la reforma legal defendida por el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, que permitiría que fuese alcalde la persona más votada por el pueblo.

“Yo soy absolutamente partidaria de profundizar más en la democracia y de acercar y hacer sentir más la cercanía de la representación entre los ciudadanos y los cargos electos. Por tanto, yo soy partidaria de la elección directa del alcalde, absolutamente partidaria de la elección directa del alcalde”, ha respondido la primera edil.

No obstante, Rita Barberá ha matizado que esto “no se debe confundir con que sea alcalde la lista más votada tal y como la concebimos ahora” porque “son temas distintos”. “En mi opinión, la elección directa del alcalde es que el ciudadano se manifieste por los candidatos, por la persona, otra cosa es el equipo”, ha agregado.

La responsable municipal se ha referido, a continuación, a las coaliciones. A este respecto, ha comentado que “en democracia, en la democracia participativa que nos hemos dado, son absolutamente legítimas las alianzas entre las diferentes fuerzas que se presentan”, pero ha precisado que “lo que ocurre es que se ha pervertido mucho el tema de las alianzas”.

“Ha habido alianzas de partidos que han sido absolutamente fructíferas para el país, el lugar, la nación o la ciudad en la que se han formado, pero luego ha habido otras, tripartitos, pentapartitos o sexapartitos que han sido desastrosas para los ciudadanos de esos lugares porque no se han unido o aliado fuerzas políticas con programas semejantes o, por lo menos, compatibles, sino por el hecho en sí de tirar a quien estaba en el gobierno. Esto ya es distinto”, ha planteado Barberá.

Así, la alcaldesa de Valencia ha señalado que reconoce y asume “la legitimidad de las posibles alianzas, pero siempre y cuando tengan una racionalidad y unos principios comunes en las políticas a desarrollar”. “Unos han sido muy fructíferos, otros han sido nefastos”, he insistido.

Tras ello, Rita Barberá ha repetido que le parece “muy bien que en las ciudades o en los pueblos voten a su alcalde” y ha resaltado que “el problema que tenemos” es que se trata de “temas a discutir a debatir”. En este sentido, ha afirmado que habrá que determinar cuestiones como de qué modo el alcalde elige a su equipo. “No lo sabemos, lógicamente el alcalde tiene que tener su equipo, pero cómo lo nombra. No lo sé, esto habrá que estudiarlo”, ha apuntado.